El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, , que ha visitado este martes el río Riansares a su paso por ambos municipios, ha destacado que estas actuaciones son un ejemplo de cómo el Estado “está actuando con todos los medios a su alcance para paliar los daños que esta situación está provocando en los cultivos y que están sufriendo los agricultores”, según ha informado la Delegación del Gobierno en la región en nota de prensa.

Gregorio ha explicado que la actuación de la CHG “comprenderá en principio un tramo de cuatro kilómetros en Villa de Don Fadrique y dos kilómetros en Corral de Almaguer, muy necesarios dado el deterioro provocado por las madrigueras de conejos en las márgenes del río”.

El delegado ha agradecido “la receptividad y diligencia mostradas por las Confederaciones del Guadiana y Tajo para dar respuesta a este problema que está asolando el campo, tal y como demuestran estas actuaciones”.

Del mismo modo, ha asegurado que las Confederaciones “no van a poner ningún impedimento a conceder todos los permisos para el acceso a las zonas de su competencia para la captura de conejos a aquellos peticionarios que lo soliciten y previamente hayan obtenido la licencia de caza de la Junta de Castilla-La Mancha, que es responsable exclusivo en materia de caza”.

“Desde el nunca se han puesto trabas”, ha continuado, recordando que aunque el dominio público viario del Estado no es un aprovechamiento cinegético, por lo que está prohibido cazar en él, el viene otorgando autorizaciones para el acceso al mismo y a otras zonas de protección de las vías estatales para la captura de conejos a aquellos peticionarios que lo soliciten y previamente hayan obtenido la licencia de caza de la Junta.

En este sentido, ha pedido de nuevo a la Junta de Castilla-La Mancha, “que asuma sus competencias y dé solución al problema que están padeciendo multitud de agricultores, ganaderos y cazadores de la región, pues las medidas tomadas hasta el momento evidencian una insuficiente planificación y gestión, dados los daños que está sufriendo la agricultura, por lo que debería dar un paso más y declarar la situación de plaga”.

El delegado ha señalado que, a pesar de todas las medidas que está poniendo en marcha el Gobierno de España, si otras administraciones en el ámbito de sus competencias no actúan con diligencia y efectividad, no se conseguirá una solución integral de la problemática, por lo que ha instado al Gobierno regional “a trabajar desde la coordinación administrativa junto al Estado por el bien de los agricultores de la región”.

Durante la visita, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha estado acompañado por el alcalde de La Villa de Don Fadrique, ; el comisario de Aguas de la Confederación y representantes de las distintas asociaciones de agricultores de la zona.