El apoyo económico de la aseguradora permitirá al colectivo de divulgación ampliar su ámbito de actuación, contar con intérprete de lengua de signos española en todas sus actividades y reforzar las propuestas dirigidas a colegios e institutos, según ha informado Ciencia a la Carta en una nota de prensa.

El director de la Fundación Soliss, , y los coordinadores de Ciencia a la Carta, Arantxa Castaño y , han explicado los términos del convenio, que establece una dotación de 4.500 euros para dar visibilidad al proyecto de divulgación científica y sufragar la adquisición de material fungible y los costes de desplazamiento, además de apoyar la promoción de actividades o financiar la interpretación en lengua de signos española.

El colectivo Ciencia al a Carta, integrado por más de 30 científicos vinculados a las universidades de Castilla-La Mancha y Complutense de Madrid, y empresas privadas, entre otras organizaciones, “es una iniciativa transversal, versátil, sostenida y solidaria, además de independiente, y trabaja sin ánimo de lucro”, tal y como ha recordado Arantxa Castaño en la presentación del acuerdo.

Desde noviembre de 2017, ha desarrollado más de 40 actividades gratuitas y abiertas al público general en municipios de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, entre las que destacan el ciclo conferencias ‘Maridajes cuánticos’, en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, el Festival Internacional ‘Pint of Science’, el Día de Pi o la participación en el Día Internacional de la Mujer y de la Niña en la Ciencia, así como 37 ediciones de la sección de divulgación científica ‘CienciaTres’ en la Cadena Ser Castilla-La Mancha.

“El apoyo financiero de la Fundación Soliss nos permitirá ampliar nuestro ámbito de actuación y potenciar nuestro programa de actividades para niños y adultos, particularmente si pertenecen a colectivos con necesidades especiales”, ha señalado la coordinadora de Ciencia a la Carta.

COMPROMISO CON LA CULTURA CIENTÍFICA

Castaño ha agradecido a la aseguradora “su compromiso con el fomento de la cultura científica” y, de forma específica, su apoyo a las actividades “que implican beneficio social en relación con la preservación del medio ambiente y la divulgación de la ciencia como parte de la cultura”.

Por otra parte, Gabriel Rodríguez ha incidido en la necesidad de divulgar la ciencia para favorecer la comprensión del entorno. “Fomentar el conocimiento científico es imprescindible para que la sociedad respalde la inversión pública en investigación y ciencia. También necesitamos fomentar vocaciones y hay que empezar a trabajar en los peldaños más bajos del sistema educativo. Por eso desarrollamos tantas actividades dirigidas alumnos de Infantil y Primaria”.

Por su parte, Sánchez Butragueño ha puesto de manifiesto la importancia que tiene para la Fundación Soliss la divulgación científica “de un modo ameno y divertido, pero nunca exento de rigor”, dirigida a colectivos “a los que a menudo no se llega”.

En este sentido, la apuesta de la Fundación Soliss por Ciencia a la carta se enmarca dentro de un “decidido compromiso con la cultura y la ciencia en Castilla-La Mancha, de la mano de personas formadas a menudo en la Universidad regional, lo que debe servir para acrecentar el orgullo cívico de nuestra sociedad”.

Tras las vacaciones de verano, el programa de divulgación científica impulsado por Ciencia a la Carta con el apoyo de la Fundación Soliss arrancará con las actividades ‘Sexo animal’ y ‘Los patios del alquimista’, que tendrán lugar en septiembre. De cara al otoño, se reanudará el ciclo ‘Maridajes cuánticos’ en la Biblioteca de Castilla-La Mancha y se celebrará la I Vuelta Científica a Toledo, entre otras.