En la clausura del programa Mujer Empresaria Emprendedora Directiva, impulsado por la con el apoyo de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y el , Franco ha incidido en el “compromiso” y la “sensibilidad” del Gobierno regional con el empleo femenino.

Algo que, ha concretado, se demuestra con que el 56 por ciento de los beneficiarios de políticas activas de empleo impulsadas por el Ejecutivo castellano-manchego son mujeres, con “más de 22.000 en políticas directas”, así como en las acciones de formación, con “más de 46.000 mujeres”.

Ha felicitado a la Fundación Horizonte XXII de Globalcaja por esta iniciativa y ha defendido que “es necesario cada vez más formar y cualificar el talento, y más si se hace con una mirada al colectivo de empresarias”, que cada vez tiene que tener “una mayor cuota de responsabilidad, tanto en el ámbito público como en el privado”.

Franco ha asegurado que el nuevo Plan de Empleo, cuya primera orden se acaba de publicar recientemente, “contempla una mirada especial hacia las dificultades de la mujer” en el mercado laboral, concretamente en cuanto a la temporalidad. Como dato, ha apuntado que, de cada cuatro mujeres que trabajan a tiempo parcial, hay un hombre y “eso hay que abordarlo también”.

Al igual que trabajar por romper “el techo de cristal”, citando que, según el último informe del INE sobre la composición de órganos de toma de decisión las empresas que cotizan en el IBEX, sólo 2 por ciento de mujeres alcanzan la Presidencia y poco más del 22 por ciento están en puestos de Consejos de Administración.

LA LUCHA POR LA IGUALDAD

La lucha por la igualdad en el ámbito empresarial, tanto público como privado, “no es una pelea sólo de las mujeres” y, aunque se ha puesto el foco en este objetivo, Franco ha admitido que queda mucho trabajo por hacer.

Por su parte, , directora académica del programa, ha resaltado que finaliza un programa que ha trabajado para “impulsar el proceso de empezar a invertir, de trasladar el coeficiente intelectual al coeficiente emocional”.

Un programa en el que se ha hecho hincapié “en la resiliencia, la resistencia a la frustración y a la adversidad ante situaciones difíciles”, y por ello una de las claves de trabajo ha sido “que tengan capacidad de respuesta y reacción positiva con el entorno que toca trabajar”.

, presidente de la Fundación Globalcaja Horizonte XXII, ha dicho estar “muy satisfecho” con este curso a mujeres directivas, que les ha “fortalecido” y en el que se ha tratado “de mentalizarlas para hacer frente a las dificultades” que se encontramos los empresarios. “Todos necesitamos una formación, estamos equiparados para dirigir las empresas”, ha concluido.

En esta actividad formativa han participado una treintena de mujeres que ocupan puestos de dirección.