Respecto a las entradas de pedidos, Castilla-La Mancha registró por contra el mayor descenso nacional, con una caída del 24,7%, mientras que las entradas de pedidos a nivel nacional cayeron un 1,1% en el año.

La cifra de negocios de la industria a nivel nacional subió una media del 0,3% en 2019 en comparación con 2018. De esta forma, las ventas de la industria encadenan su sexto aumento anual consecutivo en 2019, aunque lo hacen de forma más moderada que en 2018, cuando subieron un 4,5%, mientras que los pedidos retroceden tras cinco años al alza, tras registrar un aumento del 6,4% en 2018.

El avance de la facturación de la industria en 2019 fue resultado del repunte experimentado por las ventas de bienes de consumo no duradero (+3%), de los bienes de equipo (+0,8%) y los bienes de consumo duraderos (+0,1%), mientras que la energía cayó un 5,3% y los bienes intermedios un 0,6%.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación de la industria se incrementó una media del 0,5% en 2018, mientras que los pedidos del sector bajaron un 1%.