por Toledo, María Ángeles Rosado por Guadalajara, por Ciudad y por Albacete han conseguido entrar en el bajo la marca de Ciudadanos, de manera que esta formación recupera la representación que ostentó de manera efímera entre las elecciones de diciembre de 2015 y las de junio de 2016.

En 2015, consiguió hasta tres escaños —Orlena de Miguel por Guadalajara, Ramón Luis Molinary por Toledo y por la provincia de Albacete—, pero en la repetición electoral se dejó en el camino estos tres asientos.

En la cita de este domingo con las urnas, Ciudadanos ha aumentado en más de 60.000 votos los resultados de 2016, y ha superado los 205.000 en este envite —más del 17%—. Por contra, en 2016 se quedó a las puertas de conseguir representación, con 145.000 votos recabados.

Con estos resultados, el hasta ahora portavoz de la formación naranja en el Congreso, Juan Carlos Girauta, consigue representación tras cambiar Toledo por , ciudad que, tal y como ha asegurado en campaña, independientemente del resultado, había elegido para establecer su nuevo “proyecto vital”.

María Ángeles Rosado, diputada electa por Guadalajara, fue uno de los fichajes estrella de , ya que saltó a la fama tras hacerse viral en por sus mensajes defendiendo el mundo rural. Rosado, residente en la pequeña localidad de Sayatón, llegó a conseguir que la arropara en su localidad, donde llegó a subirse al tractor de la ahora nueva parlamentaria.