La Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UCLM en Toledo ha acogido esta mañana la presentación del Termómetro Económico de Castilla-La Mancha correspondiente al segundo trimestre de 2019, elaborado por la ‘Cátedra Fundación Eurocaja Rural-UCLM’.

El gerente de la Fundación Eurocaja Rural, Vicente Muñoz Almagro, la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Fátima Guadamillas, y el profesor Mario Donate, presentaron ante los medios de comunicación los resultados de este estudio, que analiza diversas materias o macromagnitudes, léase Actividad Empresarial, Oferta, Demanda Interna, Demanda Externa, Sector Público, Mercado de Trabajo, Precios y Salarios, y Actividad Financiera, con la finalidad de ofrecer una perspectiva precisa de la realidad económica de nuestra región. También asistió a este acto el director de la División de Relaciones Institucionales de Eurocaja Rural, Miguel Ángel Escalante Pinel.

El número de este periodo está dedicado a la transformación digital en el ámbito empresarial, por lo que también participó en el acto el director territorial de Empresas de Vodafone en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, Jesús Lombardero.

Durante su intervención, el gerente de la Fundación Eurocaja Rural aludió a la ralentización del crecimiento de la economía nacional, pero también al repunte en CLM, “que sigue creciendo a un ritmo no desdeñable del 2,2%. El PIB crece menos, pero continúa creciendo. El déficit público lo hemos incrementado, seguimos teniendo más paro que el conjunto de España, pero la buena noticia es que hemos pasado de una tasa de desempleo del 19,11% al 16,42%, lo que significa que 26.600 personas más en la región con un puesto de trabajo. En el turismo hemos crecido tanto en número de visitantes como en pernoctaciones. Y por último la confianza empresarial es mayor que la que teníamos en las mismas fechas del año pasado, lo que trae consigo que hemos creado más empresas, hemos comprado más coches y hemos construido y reformado más viviendas”.

Por su parte, la vicerrectora de la UCLM agradeció a Eurocaja Rural y su Fundación su colaboración a través de la Cátedra en muchas acciones, entre ellas ésta, así como al profesor Donate y a las empresas que han aportado su punto de vista sobre cómo los procesos de digitalización van a afectar a las empresas y a los puestos de trabajo.

Por último, el director territorial de Empresas de Vodafone en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha ofreció su visión sobre cómo la transformación digital tiene que ayudar a desarrollar el tejido empresarial de CLM. En este sentido, señaló que “el objetivo de la transformación es servir para aportar valor a la compañía, mejorando los ingresos y disminuyendo los costes. Cualquier plan estratégico de transformación que se lleve a cabo tiene que afectar a tres pilares fundamentales: a la experiencia de cliente, a la experiencia de empleado y a la eficiencia en la operación o procesos”.

Respecto al contexto de CLM, indicó que el tejido empresarial está formado básicamente por pymes, que tenían hasta hacer un par de años miedo a la hora de realizar el proceso de transformación digital. “En los últimos años este miedo se ha perdido, de forma que hoy en día un 43% de ellas cuenta con un Plan de Digitalización, frente al 19% de hace dos años. Además hay que resaltar la importancia de la democratización de la tecnología, de forma que una pyme pequeña puede tener las mismas soluciones que una gran empresa a un precio ajustado a su escala. Yo aconsejo a las empresas que se apoyen en sus partners a la hora de iniciar este proceso, porque ayudará a mejorar la economía de la región”.

Claves de este número centrado en la transformación digital en el ámbito empresarial

El Termómetro Económico cuenta en este número con las colaboraciones del director territorial de Empresas de Vodafone en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, Jesús Lombardero, y de la socia de consultoría de Eversheds Sutherland, Yolanda Gutiérrez, quienes analizan los cambios que está propiciando la transformación digital en la forma de hacer negocios y su incidencia también en el ámbito de los Recursos Humanos, de la gestión de equipos y personas.

En relación a las principales claves que refleja el Termómetro sobre la actividad económica, el profesor Mario Donate desgranó los datos más significativos, que podrían resumirse en los siguientes apartados:

El índice de confianza empresarial en Castilla-La Mancha se reduce ligeramente en el segundo trimestre de 2019 con respecto al primero (-1,3%), aunque es mayor en términos interanuales (0,3%).

Los datos estimados de evolución del PIB regional para el trimestre muestran un crecimiento menor que en el primer trimestre, tanto en tasa interanual (un 2,2%) como intertrimestral (0,2%). Es algo superior al crecimiento interanual español (es el 2,1%), pero bastante inferior al intertrimestral (es el 0,5%).

La actividad industrial ofrece tasas de evolución interanuales dispares del IPIG para la región, con variaciones positivas para mayo (1,4%) y junio (2,2%) y caída en el mes de abril (-4,5%), mientras que la actividad nacional cae en abril (-2%) y junio (-1,8%) y es ligeramente positiva en mayo (1,7%).

Crecimiento moderado del sector servicios, cuyo índice de actividad (IASS) en Castilla-La Mancha ofrece tasas de variación interanuales positivas para abril, mayo y junio (3,8%, 2,5% y 2,5% respectivamente) aunque algo más bajas que las registradas en el primer trimestre.

El consumo interno sigue evolucionando de forma ligeramente positiva, tal como muestran las tasas de variación interanuales del índice de ventas minoristas por meses tanto para la región (1,1%, 3,5% y 1% respectivamente), como para el total nacional (2%, 3,1% y 0,3% respectivamente).

Las exportaciones totales del IIT se estancan con respecto al IT (-0,4%) y decrecen especialmente en términos interanuales (-4,9%), mientras que las importaciones crecen intertrimestralmente (5,5%) y levemente en tasa interanual (un 0,2%).

La tasa de paro sube con respecto al trimestre anterior 0,68 puntos, para situarse en el 16,42%, aunque cae 2,69 puntos en términos interanuales. El trimestre muestra un aumento interanual de los afiliados a la Seguridad Social a finales de junio, que se sitúan en 698.235 (incremento interanual del 3%, 20.643 afiliados más que en junio de 2018).

La tasa de variación interanual del IPC se sitúa en junio en el 0,25%, 1,2 puntos menos que en marzo de este año (era el 1,4%) y 2,3 puntos menos que la que existía en junio de 2018 (era un 2,6%), siendo el crecimiento de la tasa de variación interanual nacional un 0,4%.