Las instituciones participantes han podido conocer así de primera mano los detalles de la Orden de ayudas publicada el pasado 12 de junio en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) y que se encuentra en el seno del Plan de Vivienda Estatal 2018-2021. , cuya convocatoria está dando los últimos pasos en su tramitación, supondrá, una vez se firme el convenio de dicho plan por parte del con cada comunidad autónoma, la puesta a disposición durante este año y el que viene de más de 11 millones de euros para actuaciones de rehabilitación en edificios de viviendas de particulares, administraciones públicas y entidades asistenciales, a fin de lograr la mejora del estado de éstos.

Dicha convocatoria de ayudas agrupa a los dos programas dispuestos en el Plan de Vivienda, que abarcarán tanto actuaciones de conservación y mantenimiento de edificios y viviendas individuales como aquellas que procuren la mejora de su accesibilidad y eficiencia energética, tal y como ha detallado Carrillo.

La convocatoria, que saldrá a la luz en breves fechas, sigue la línea de continuidad a las ya desarrolladas desde el año 2015 y con las que se ha beneficiado en lo que va de legislatura a más de 11.000 viviendas de la región, con un importe global de ayudas por 17 millones de euros.

Carrillo ha dado cuenta a los asistentes de estos resultados, así como de las futuras actuaciones planteadas desde la Consejería de Fomento. También ha destacado el beneficio que este tipo de ayudas suponen no solo en las viviendas rehabilitadas gracias a ellas, sino también en el conjunto del sector de la construcción de toda la región y demás sectores productivos vinculados a éste. En este sentido, el director general ha señalado que “la inversión que recogen estas ayudas, dado que éstas representan la mitad del importe de la actuación, supera los 35 millones de euros en el periodo 2015-2017”.

“Ahora toca consolidar la cultura de la rehabilitación puesta en marcha en 2015 en nuestra región y buscar sinergias entre todos los actores implicados”, ha expuesto José Antonio Carrillo. Así, ha querido aprovechar para agradecer a las instituciones presentes y también a otras que han colaborado activamente con esta línea de acción, como es la (FERECO), tanto por su colaboración como por sus constantes aportaciones en este ámbito.

ACUERDOS DE COLABORACIÓN CON ENTIDADES FINANCIERAS

En esta reunión también han estado presentes representantes de varias entidades financieras que operan en la región, como , , Globalcaja, Eurocaja Rural, , , y , con el objetivo de alcanzar acuerdos de colaboración para la financiación, tanto a particulares como a comunidades de propietarios, de estas actuaciones de rehabilitación de sus viviendas.

Se trata de continuar y ampliar los acuerdos de colaboración que ya en 2016 alcanzó el para que financiasen a aquellas personas que quisieran rehabilitar sus casas. En este sentido, dichos acuerdos otorgaban unas condiciones favorables de financiación del cien por cien de la inversión mediante préstamos personales a bajo tipo de interés y empleando como garantía la propia ayuda otorgada por el Gobierno regional, dado que ésta última cubre el 50 por ciento de la inversión total a realizar.

Por eso, se ha vuelto a invitar a las entidades financieras que operan en la comunidad para que presenten sus aportaciones en orden a renovar este tipo de acuerdos para la inminente convocatoria de ayudas a la rehabilitación, de manera que sirvan a comunidades y particulares para afrontar unas actuaciones en sus inmuebles que, de otro modo, sería más difícil llevar a efecto.

Carrillo ha destacado que la primera experiencia puesta en marcha en Castilla-La Mancha en este sentido en el año 2016 ha sido recogida por el Estado en el texto del actual Plan de Vivienda 2018-2021, “lo que demuestra el acierto de esta iniciativa”, ha subrayado.

Finalmente, el director general ha agradecido la interconexión que se ha iniciado con esta reunión entre las entidades y los distintos colegios profesionales implicados en esta materia, “un camino que hay que seguir explorando en beneficio de la mejora de las condiciones de las viviendas de los ciudadanos y, en definitiva, de su calidad de vida, y que quiere extrapolarse a otras líneas de acción, como son las actuaciones de renovación y regeneración de nuestros barrios”.