La presidenta de UNICEF, , ha explicado tras firmar el convenio con el consejero de Educación, Ángel Felpeto, que Castilla-La Mancha es la séptima región en llegar a este acuerdo tras , , Castilla y , , Aragón y , y el objetivo es que los derechos de los niños no solo sean estudiados en las aulas sino que “pasen a ser el motor de funcionamiento de los colegios”.

En cuanto al primer acuerdo, se seleccionarán dos colegios para que a modo de prueba se pueda empezar a implementar el programa de actividades de formación en derechos de cara al próximo curso, con la intención de extenderlo a cuantos más colegios mejor en el futuro.

Habrá un equipo de formadores y otro de seguimiento de manera tripartita entre el colegio participante, la Consejería y UNICEF, que perseguirán abordar los derechos de los niños “desde todos los puntos de vista”. Estos equipos de trabajo servirán también para chequear el buen funcionamiento de los programas.

En cuanto a las bibliotecas, la Consejería de Educación se compromete a intentar involucrar a las casi 500 que existen en la región, para que sean también parte activa de la educación en derechos en sus distintos puntos.

El consejero del ramo, Ángel Felpeto, ha detallado que el objetivo es que los niños no solo se formen en Lengua o Matemáticas sino “que sensibilicen en los derechos y deberes de la Infancia”.

Su departamento también incluirá este extremo dentro de la formación del profesorado, incluirá en el calendario escolar la celebración de Días Internacionales significativos en cuanto a la defensa de derechos y difundirá a través de su portal educativo toda la información relacionada con el proyecto.