El rector de la , Miguel Ángel Collado, ha reclamado “corregir” la “infrafinanciación” que a su juicio sufre la institución académica, abogando por establecer “un marco de financiación estable” con el Gobierno regional a lo que habría que sumar “fuentes complementarias de financiación”.

Así lo ha asegurado durante su intervención en el acto de investidura como doctor ‘honoris causa’ de , en presencia del consejero de Educación, Ángel Felpeto, y en medio de la polémica por la negociación del contrato-programa con la Administración regional ligada a la propuesta de nuevas titulaciones de la UCLM. Además ha aprovechado la presencia de Felpeto para reclamar “avances” en la firma del contrato-programa.

Collado ha defendido que la atracción de talento tiene por objeto aprovechar las oportunidades que ofrece la legislación en materia de función pública y los nuevos requerimientos impuestos en materia de centros universitarios, “especialmente en lo relativo a la flexibilización de las tasas de reposición para universidades para permanentes y las contrataciones por cuestiones urgentes e inaplazables previstas, para corregir las debilidades en materia de personal, tales como las insuficiencias de plantillas en distintos centros y titulaciones de la universidad”.

En este caso, “el problema radica en que otras amenazas y debilidades pueden bloquear esta estrategia, en particular el problema de infrafinanciación de la universidad en el ámbito interno y la situación de las finanzas públicas regionales en el ámbito externo”.

DEFIENDE SU ESTRATEGIA UCLM 2020

Collado ha defendido la Estrategia UCLM 2020 y su propuesta de nuevas titulaciones, ahora en entredicho por las reticencias del Gobierno regional, quien ha instado a la universidad en varias ocasiones a respetar lo acordado en 2010 e implantar el grado de Turismo en Cuenca y el de Informática en Talavera de la Reina.

La estrategia seleccionada “está formada por 16 ejes orientados en función de determinados objetivos”; y la ampliación de titulaciones “responde a la necesidad de avanzar para completar el sistema universitario de Castilla-La Mancha, teniendo en cuenta que la oferta educativa es muy limitada respecto a otros sistemas regionales, lo que ha venido conduciendo a elevadas tasas históricas de traslados externos de expedientes”.

“La ampliación de titulaciones debe ser selectiva en el sentido de apoyarse en las fortalezas con las que contamos, dirigirse a sectores estratégicos y realizarse de forma que la educación, la investigación y la innovación queden estrechamente vinculadas”, ha resaltado, añadiendo que su mapa de titulaciones tiene como objetivo “aprovechar la oportunidad que representa la presencia de sectores estratégicos en Castilla-La Mancha para los que la universidad no ha desarrollado una oferta o está en condiciones de mejorarla con nuevas propuestas”.