La denuncia formulada por un vecino de Ontur puso en conocimiento de la Guardia Civil de su localidad el robo, tanto de dinero en efectivo como de varias joyas de oro valoradas en 700 euros, cometido en el interior de su domicilio.

La inspección ocular efectuada en la vivienda permitió comprobar que la supuesta autora había escalado una pared para acceder a un patio del inmueble, forzando después una puerta de acceso al domicilio, ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Las distintas investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil permitieron recuperar un lote de joyas, vendidas por la persona investigada y que coincidían con las características particulares descritas por la víctima, en un establecimiento dedicado a la compra y venta de oro en .

Estas joyas, una vez reconocidas por el denunciante, le fueron entregadas en calidad de depósito, quedando a disposición de la autoridad judicial.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil de Ontur fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Hellín, en funciones de guardia.