El ha puesto este lunes en servicio las obras complementarias a la construcción de la autovía A-40 en el tramo A-4 de Noblejas (Toledo). Son dos actuaciones en Noblejas y Ocaña que facilitaran el intercambio de tráfico entre las carreteras del entorno de ambas localidades y la autovía A-40 e indirectamente con la autovía A-4.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, , y el director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, , han asistido al acto de puesta en servicio de las obras, ha informado el Ministerio de Fomento en nota de prensa.

En declaraciones a los medios, Labrador ha señalado que se trata de unas obras “con efectividad, viabilidad económica y eficiencia en el servicio público a los ciudadanos”. “Demuestran el ejercicio de colaboración y la coordinación entre las distintas administraciones y el compromiso del con esta Comunidad Autónoma”.

MEJORA DE LA FLUIDEZ

Las obras van a permitir una adecuada segregación del trafico de paso por ambas poblaciones del estrictamente urbano, lo que redundara en una disminución de los tiempos de recorrido y una mejora en la fluidez de los desplazamientos.

La inversión asciende a 6,7 millones de euros y las obras ejecutadas comprenden dos actuaciones: el nuevo ramal de acceso a Noblejas desde la A-40, y el nuevo ramal construido que une la carretera TO-2657 a la altura de su enlace con la autovía A-40 con la carretera N-400 en su entrada oeste a Noblejas.

Se trata de un ramal bidireccional de 1,4 kilómetros que consta de una calzada con dos carriles de 3,5 metros de anchura y arcenes de 1,5 metros. Además, se han ejecutado dos glorietas para enlazar con las carreteras existentes.

La glorieta en la CN-400, que dispone de una sección de dos carriles de 5 metros cada uno, una arcén exterior de un metro y una berma exterior de un metro; y la glorieta en la carretera TO-2657, que dispone de una sección de dos carriles de cinco metros cada uno, arcén exterior de un metro y una berma exterior de un metro.

CRUCE SOBRE EL FERROCARRIL

Del mismo modo, en las obras se ha dispuesto una estructura de cruce sobre la línea de ferrocarril Madrid-Cuenca que tiene una longitud 43 metros dividida en tres vanos. Su anchura, de 13 metros, incluye el espacio necesario para dotarla de aceras, dada su proximidad al núcleo urbano y la previsible configuración urbana del nuevo ramal.

También se llevará a cabo la reposición de las antiguas N-301 y N-IV en Ocaña. Ambas carreteras se sitúan próximas entre si al sur de la localidad, enlazando la primera de ellas con la A-40 al sur y la segunda con la A-4 a través de un enlace situado al suroeste de dicha localidad.

Se ha ejecutado así un vial de algo mas de un kilómetros de longitud que va a permitir el acceso a la A-4 tanto de los vehículos procedentes de la N-301 como de los procedentes de la variante sur de Ocaña sin necesidad de incorporarse previamente a la A-40.

ALTERNATIVA

Asimismo, supone una alternativa al trafico que circule desde la nueva vía colectora de la A-4 con dirección a Ocaña. Todo ello permitirá reducir el tráfico dentro de la travesía de Ocaña.

Las obras ejecutadas consisten en un ramal bidireccional de nueva planta en la zona donde se produce la mencionada discontinuidad, llevándose a cabo la rehabilitación del firme en los tramos.

El ramal ejecutado consta de una calzada, con dos carriles de 3,5 metros de anchura y arcenes de 1,5 metros, disponiéndose bermas de un metro junto a los arcenes exteriores. Se ha dispuesto así una glorieta para enlazar el nuevo ramal con la salida de la vía de servicio de la A-4.

Esta glorieta consta de radio exterior 30 metros, con una sección de dos carriles de cinco metros cada uno, arcén exterior de un metro y berma exterior también de un metro.