El informe de situación, elaborado por el (CEDEX) y tomado en consideración por la Comisión, indica que a 1 de enero de 2019, el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía era de 645,2 hm3, quedando un volumen autorizado pendiente de trasvasar de 20,8 hm3, por lo que resulta un volumen de embalse efectivo de 624,4 hm3, superior al umbral de 602 hm3 que corresponde al mes de enero.

El Ministerio precisa que, por tanto, se constata que el sistema se encuentra en situación de nivel 2 y se procede a la autorización automática de un trasvase de 38 hm3.

Además, añade que el ritmo de trasvase se irá adecuando al avance de las obras de emergencia de reparación de las infraestructuras del postrasvase dañadas como consecuencia de las lluvias del pasado mes de noviembre.

En este sentido, recuerda que ya han comenzado las labores de limpieza y reparación en las obras del postrasvase en el Campo de a las que se sumarán, en este mes, otras de reparación de filtraciones en el acueducto del Cigüela.

La situación de las existencias conjuntas de los embalses de cabecera, Entrepeñas y Buendía, está en condiciones hidrológicas de nivel 2, es decir, que tiene menos de 1.500 hectómetros cúbicos, pero no llega a una situación hidrológica excepcional de nivel 3.

Además, para estar en nivel 2, durante los últimos doce meses las aportaciones conjuntas registradas deben ser inferiores a 1.000 hectómetros cúbicos.

A diferencia de nivel 3, en la situación actual es el órgano competente el encargado de autorizar el trasvase, sin necesidad de que la transferencia de recurso hídrico deba ser aprobada por el ministro, en este caso por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, previo informe de la Comisión de Explotación del Trasvase.

De acuerdo con los datos de la , los embalses de Entrepeñas albergan un total de 320,79 hectómetros cúbicos a fecha de 6 de enero, mientras los de Buendía cuentan hasta ese día con 325,20 hectómetros cúbicos.