La situación de las existencias conjuntas de los embalses de cabecera, Entrepeñas y Buendía, está en condiciones hidrológicas de nivel 2, es decir, que tiene menos de 1.500 hectómetros cúbicos, pero no llega a una situación hidrológica excepcional de nivel 3. Además, para estar en nivel 2, durante los últimos doce meses las aportaciones conjuntas registradas deben ser inferiores a 1.000 hectómetros cúbicos.

A diferencia de nivel 3, en la situación actual es el órgano competente el encargado de autorizar el trasvase, sin necesidad de que la transferencia de recurso hídrico deba ser aprobada por el ministro, en este caso por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, previo informe de la Comisión de Explotación del Trasvase.

Según fuentes del , la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura se reúne este miércoles y prevé que la transferencia hídrica se apruebe casi de forma automática en las circunstancias actuales.

De acuerdo con los datos de la , los embalses de Entrepeñas albergan un total de 320,79 hectómetros cúbicos a fecha de 6 de enero, mientras los de Buendía cuentan hasta ese día con 325,20 hectómetros cúbicos.