El va a asumir, en su sesión de esta tarde, la preocupación de la delegación española respecto a las políticas arancelarias de Estados Unidos que afectan, principalmente, a productos agroalimentarios con gran peso en el comercio exterior europeo y español.

Por eso, en el contexto de la 17ª Semana de las Regiones y Ciudades, la representación de Castilla-La Mancha ha promovido una declaración conjunta de la delegación española para solicitar a la Unión Europea un encauzamiento del diálogo con la y normalizar, de esta manera, las relaciones comerciales con Estados Unidos.

“Son preocupaciones que tenemos que seguir defendiendo, que no haya aranceles injustos que nos impongan desde otras partes del mundo”, ha afirmado la directora general de Asuntos Europeos, Virginia Marco, quien ha impulsado esta declaración conjunta ante la amenaza proteccionista de Estados Unidos.

Castilla-La Mancha se afianza en

La región ha consolidado, además, su presencia en el seno de la Unión Europea con la renovación del convenio que permite a la Junta de Comunidades mantener activa su oficina en Bruselas: “Tiene un papel fundamental”, ha subrayado Marco, “porque es el puente de información entre los intereses de las empresas, asociaciones o estudiantes de Castilla-La Mancha ante las instituciones europeas”.

En este sentido, el presidente regional, Emiliano García-Page, se ha interesado en la capital belga por la labor de esta representación castellano-manchega, con cuyos responsables ha mantenido un encuentro privado.