La propuesta es una enmienda a un dictamen aprobado en el Pleno del Comité que reclama un enfoque local para la política industrial de la UE, que ha sido presentada por , , , , Aragón y Castilla-La Mancha. Los dictámenes son propuestas dirigidas tanto a los Estados miembros, como a y al Parlamento para que asuman los criterios de las regiones al legislar.

Suárez, consejero de Presidencia del Principado de Asturias, ha defendido la iniciativa ante el CDR, que la ha aprobado pese a tener el criterio en contra del ponente del dictamen.

Martínez ha explicado que la posición de estas comunidades asumida por el Comité es que se establezca un arancel ante la llegada de acero de países con menos exigencias medioambientales que las que se imponen en Europa para la producción.

“En un mercado global, la producción de CO2 en países con menos exigencias medioambientales tiene que gravarse, tenemos que intentar que la producción de ese acero sea con las mismas exigencias”, ha defendido. El consejero ha alertado de la paradoja que puede suponer que logre reducir la emisión de CO2 pero importe materias que tienen una carga añadida de contaminación.

El fondo de la cuestión, ha añadido Guillermo Martínez, es hacer compatibles los objetivos medioambientales con el sector industrial y con que éste pueda representar el 20 por ciento del . “No podemos olvidar que el acero está en el corazón industrial de regiones como Asturias, Europa consume 160 millones de toneladas de acero al año y produce el 83% de esa producción”, ha subrayado.

El consejero ha dicho también que ese arancel al producto importado impondría a medio y largo plazo condiciones medioambientales en los países productores pero también puede ayudar a evitar la deslocalización de industrias de Europa.