El de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha agradece el comportamiento tanto de los profesionales farmacéuticos, como de los ciudadanos de Castilla-La Mancha en el día en que 9 de cada 10 farmacias han permanecido cerradas, fundamentalmente en las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo. El cierre en Albacete ha sido tan solo del 10% de farmacias, ya que el colectivo de esta provincia acordó no secundar el cierre.

En total el 75% de las 1.300 farmacias de Castilla-La Mancha han permanecido cerradas, habiendo estado en servicio de urgencia 180 farmacias y no han secundado el paro 504.

La presidenta del Cofcam Rosa López-Torres lamenta las incomodidades que los ciudadanos de la región hayan podido tener con motivo de esta acción, aunque, lógicamente, las farmacias en servicio de urgencias han permanecido abiertas para garantizar la atención a la población.

El colectivo ha querido hacer una llamada de atención a la administración regional, a fin de que entre todos se pueda encontrar una solución que permita continuar la actividad del sector farmacéutico en la región. Se ha respetado en esta jornada –indicó López Torres- la voluntad de cada uno de los farmacéuticos, pero lo que no puede esperar en el tiempo es la solución, porque de no llegar, el desabastecimiento de medicamentos y la quiebra de farmacias será una constante, por lo que la situación es limite.

Desde el se reitera su disposición a colaborar con la Administración, pero se estima que la solución no puede ser el endeudamiento particular que cada farmacéutico contraiga con las entidades financieras, sino que es la Administración la encargada de encontrar esa solución, toda vez, que es esa institución, la que no esta cumpliendo la norma que ella mismo dispuso.

Los farmacéuticos no pueden asumir la responsabilidad de financiar ni un minuto más los medicamentos de los pacientes de Castilla-La Mancha, cuyo gasto no originan, pero sí dispensan actuando como profesionales sanitarios.

Finalmente el Consejo Regional hace un llamamiento de urgencia a las autoridades regionales, para seguir dialogando y buscando la solución más adecuada para mantener un servicio sanitario de calidad para los ciudadanos y siempre dentro de este mes de agosto, más lejos de esta fecha es un suicidio para el sector en la región.