El delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, ha asegurado esta mañana que el compromiso del Gobierno nacional, adquirido en la reunión mantenida entre los presidentes de España y de Castilla-La Mancha, de mejorar las infraestructuras ferroviarias y duplicar la capacidad de desalación en Levante “son pasos significativos y esperanzadores” para Talavera y el río Tajo.

Nicolás, que ha hecho esta afirmación a preguntas de los medios de comunicación durante su visita a la empresa Gestamp Toledo, ha hecho hincapié en que “es realmente importante que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, haya podido trasladar de primera mano al responsable del Ejecutivo central “las necesidades, problemas y reivindicaciones de nuestra tierra, ya que es el primer paso para encontrar soluciones” y ha añadido que “lamentablemente, esto es algo que no se produjo con el expresidente, Mariano Rajoy, a quien no parecía que le preocupase ni Castilla-La Mancha, ni sus ciudadanos”.

En opinión de Nicolás, la reunión ha sido satisfactoria y se han conseguido algunos acuerdos que cuando se materialicen serán positivos para la provincia de Toledo. En este sentido, ha señalado, que tal y como dijo ayer el vicepresidente primero del Gobierno regional, , el Ejecutivo de Castilla-La Mancha estará “vigilante” para que los Presupuestos Generales del Estado del próximo año recojan los compromisos asumidos por el Ejecutivo central.

Infraestructuras en la provincia

En materia de infraestructuras, el delegado de la Junta en Toledo ha destacado el compromiso del presidente Sánchez de mejorar “con carácter inmediato” el servicio de ferrocarril entre Madrid y Extremadura, que pasa por Talavera de la Reina, con la renovación del material rodante de la línea y ha agregado que “algo que es absolutamente necesario dado el mal funcionamiento de este servicio y las innumerables incidencias de esta línea”.

También en relación al ferrocarril, Nicolás ha recordado el compromiso del de destinar 1.120 millones de euros en los próximos ejercicios presupuestarios a la línea de AVE entre Madrid y Oropesa (Toledo), así como acelerar los estudios previos para la llegada de la alta velocidad a Extremadura, pasando por Castilla-La Mancha.

Asimismo, el delegado de la Junta en Toledo ha señalado que en la reunión también se abordó la petición del de que la línea del tren de cercanías C-5 se amplíe hasta Illescas.

En materia de carreteras y autovías, el presidente García-Page ha trasladado al presidente Sánchez que en Castilla-La Mancha no renunciamos a la autovía entre Cuenca y , aunque en la A-40 lo “más urgente y prioritario” es terminar el tramo de 30 kilómetros que conecte Ocaña y Toledo.

Otro de los asuntos que ha destacado el delegado de la Junta ha sido la petición de desbloquear administrativamente el proyecto de la plataforma logística de Talavera de la Reina, así como la necesidad de que el Gobierno de España pueda desarrollar suelo industrial en la Ciudad de la Cerámica a través del SEPES.

En este sentido, Nicolás señalaba que se mantendrá próximamente un encuentro con el ministro de Fomento para seguir avanzando en materia de infraestructuras tras los acuerdos alcanzados entre ambos presidentes en materia de infraestructuras.

Seguir trabajando por el Tajo con cambios en la política hidráulica

En materia de agua, el delegado de la Junta en Toledo ha destacado que el encuentro de ambos presidentes ha permitido vislumbrar el “cambio de rumbo” del Gobierno de España en relación a la política hidráulica.

En este sentido, Nicolás destacaba el compromiso de duplicar la capacidad de desalación en el Levante en 2021 de tal manera que “el trasvase se haga innecesario y el Tajo se recupere a su paso por Toledo y Talavera de la Reina”, así como avanzar hacia un pacto del agua en el conjunto de España que traiga alternativas a la gestión del agua.

En opinión de Nicolás, esta medida podría “suavizar” la hipoteca que supone el trasvase Tajo-Segura para la Comunidad Autónoma, aunque ha puntualizado que “tendremos que seguir trabajando, discutiendo y recurriendo para defender los derechos de Castilla-La Mancha en materia de agua”.