Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma con mayor incremento porcentual en la oferta de plazas de formación sanitaria especializada, a través del sistema de residencia, con un aumento de casi el 92 por ciento en el periodo comprendido entre los años 2014 y 2018, según los datos del , .

Así lo ha indicado hoy la directora gerente del SESCAM, , quien ha asegurado que para el Gobierno del presidente , el incremento del número de profesionales en formación sanitaria especializada ha sido un objetivo prioritario desde el inicio de esta legislatura como aspecto clave para garantizar la continuidad y sostenibilidad de nuestro sistema sanitario.

Leal, que ha estado acompañada por los directores generales de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria y de , e Iñigo Cortázar, respectivamente, ha recordado que la oferta de plazas para formar residentes en la comunidad autónoma “tocó suelo” en 2014, durante la anterior legislatura. Ese año tan solo se ofertaron 197 plazas, poco más del 44 por ciento de las acreditadas, la cifra más baja de los últimos trece años.

Una situación que se agravó ese año en el caso de especialidades como la de Medicina Familiar y Comunitaria, en el que solo se llegaron a ofertar 47 plazas para residentes, poco más del 50 por ciento de las plazas acreditadas para Castilla-La Mancha.

“Si se tiene en cuenta que el periodo de formación de estos especialistas es de cuatro años, el resultado es la situación que se ha vivido este año con la graduación de médicos de familia en Castilla-La Mancha más baja de toda la historia”, ha apostillado la directora gerente del SESCAM.

La recuperación del número de plazas ofertadas en el conjunto de especialidades se inició en la convocatoria 2015-2016, con la oferta de 255 plazas y ha continuado subiendo progresivamente en las sucesivas convocatorias hasta la última aprobada el pasado mes de septiembre.

Así, para el curso 2018-2019 el ofertará un total de 378 plazas, el 86,2 por ciento del total de las acreditadas. Del total de plazas ofertadas, 213 corresponden a especialidades hospitalarias, 83 a Medicina Familiar y Comunitaria, tres a Medicina del Trabajo, seis a y , y 73 a especialidades de Enfermería.

En el caso de Medicina Familiar y Comunitaria, en la nueva convocatoria, y al igual de lo que se viene haciendo en los últimos años, se ofertará el cien por cien de las plazas acreditadas con el fin de formar a más especialistas para hacer frente al déficit de profesionales que existe en el conjunto del país.

Acreditación de nuevas Unidades Docentes

Además de seguir incrementando año tras año la cifra de plazas ofertadas, la Consejería de Sanidad continua trabajando para conseguir la acreditación de nuevas unidades docentes como paso previo e imprescindible para incrementar la oferta de formación sanitaria especializada.

Castilla-La Mancha cuenta actualmente con dos Unidades Docentes regionales (Medicina del Trabajo y Medicina Preventiva y Salud Pública), seis Unidades Docentes Multiprofesionales de Atención Familiar y Comunitaria, y siete Centros Hospitalarios que incluyen en conjunto 132 Unidades Docentes de Especialidades Médicas/Farmacéuticas, cuatro Unidades Docentes de Especialidades Enfermeras, tres Unidades Docentes Multiprofesionales de , cuatro de Pediatría y 2 de Geriatría.

Actualmente, la Consejería de Sanidad está a la espera de 27 resoluciones de acreditación para 13 nuevas Unidades Docentes, cinco nuevos dispositivos asociados, dos ampliaciones de capacidad docente, seis acreditaciones como y la reacreditación del y sus centros de salud

De resolverse favorablemente todas las solicitudes, la capacidad docente de nuestra comunidad autónoma podría aumentarse en 27 médicos internos residentes, 17 enfermeras residentes, una plaza más para la formación de psicólogos y otra de físico, alcanzando un total de 487 plazas acreditadas.