Así se ha expresado este martes la consejera en una entrevista en À Punt Radio, recogida por Europa Press, después de que este lunes se reunieran el jefe del Ejecutivo murciano, , y el presidente de la Diputación de , , que advirtieron de que no permitirán que “se recorte ni un solo litro de agua del trasvase Tajo-Segura” ante el clima de “desasosiego” por las últimas medidas de Ribera.

A este respecto, ha asegurado que, si se formaliza el acuerdo entre Ribera y el presidente de -La Mancha, , de sumar a los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía a la Comisión, recurrirán en los tribunales. “Entenderemos que no nos representa, que puede ir contra los intereses de los valencianos y puede pervertir en esencia esa Comisión de Explotación que tiene carácter técnico”, ha sostenido.

“Si es inamovible que formen parte estos municipios con intereses, queremos estar. Pero creo que se debe respetar la comisión técnica y no debería haber parte política y de interés. Quiero volver a la sensatez, respeto y rigurosidad técnica que debería tener esa decisión”, ha resaltado, al tiempo que ha pedido a la ministra Ribera que “rectifique” una decisión que cree que es “un error”.

En este contexto, ha señalado que si quieren una comisión política, la creen pero ha reiterado: “Pervertir en su esencia la comisión técnica me parece un error”.

“DEMOSTRACIÓN DE FUERZA”

Por otra parte, cree que es “lógico” que la Diputación de Alicante y la Región de se reúnan porque compartan intereses, pero ha considerado que lo de este lunes se trataba de una “puesta en escena sobre el agua y un querer hacer una demostración de fuerza”.

“Creo que la puesta en escena no contribuye, que se tienen que hacer las cosas como corresponde, decir a la ministra que se ha equivocado y que rectifique una decisión que pasa por convertir una comisión técnica en política y de parte, porque no nos representa y tampoco a Murcia”, ha subrayado.

Preguntada por esa reunión, Mollà cree que Mazón debería haberla llamado. “Creo que los dos estaremos más cerca y haremos más fuerza sobre algo que se tiene que rectificar, me gustaría que hubiera sido así. Tanto Murcia, como el Consell y la Diputación de Alicante podemos estar todos sumando para que se rectifique una decisión”, ha recalcado.

Asimismo, ha insistido en que el problema del agua no debería ser “una guerra” y ha abogado por “poner seriedad, rigurosidad y respeto a los acuerdos, y no cometer errores que pueden contribuir a que alguien haga de una cuestión tan importante como el agua ese politiqueo barato”.