Las concentraciones, con el lema ‘STOP agresiones, ni una más’ han sido convocadas por CCOO en decenas de estaciones ferroviarias de toda España “para expresar la solidaridad con los compañeros agredidos y para visibilizar nuestro absoluto rechazo a estas actuaciones violentas”, ha informado CCOO en nota de prensa.

“Son frecuentes las noticias de trabajadoras y trabajadores que prestan servicios directos al público han sido agredidos por parte de las personas a las que atienden. En nuestro caso, los datos son más que preocupantes”, ha indicado , responsable del sector Ferroviario de la FSC-CCOO en Ciudad Real.

“Las trabajadoras y trabajadores que prestamos servicio cara al público no podemos ir a trabajar con miedo y mucho menos pagar la ira de los viajeros y viajeras ante la pésima calidad del servicio que se presta debido a falta de inversión, previsión, planificación y gestión de políticos y empresarios”, ha señalado por su parte , secretario general de la FSC-CCOO en Toledo.

Clavero, que trabajador ferroviario, hace “un llamamiento a la ciudadanía a que se informe, exija y reclame, pero también a que encauce adecuadamente su indignación y no la descargue sobre el trabajador, que casi nunca es el responsable de las deficiencias.” “Exigimos a las empresas y a las administraciones que pongan todos los medios para evitar nuevas agresiones, que cumplan con sus obligaciones de velar por la seguridad de sus plantillas y que no nos utilicen como arma arrojadiza para sus intereses políticos”, reclaman los responsables del sector Ferroviario de CCOO.

CCOO exige también que se reconozca a las categorías profesionales del ámbito ferroviario que son víctimas de este tipo de actos como “agentes de la autoridad, como lo han hecho en educación y sanidad y que se realice una campaña estatal de sensibilización sobre las agresiones a las trabajadoras y trabajadores.” Finalmente, los responsables del sector ferroviario de CCOO hacen “que son producto de la falta de inversión en el ferrocarril y de la falta de personal, lo que está llevando a un empeoramiento de calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos”.