Hernando, en una rueda de prensa en la que ha dado cuenta de los acuerdos adoptados esta semana por el , ha explicado que el proceso finalizará el 20 de julio y el 31 de ese mismo mes se publicará el listado de los aspirantes que han obtenido plaza.

El portavoz regional ha explicado que el proceso constará de dos pruebas. La primera será una prueba de demostración de los conocimientos específicos de la especialidad mediante una parte práctica y el desarrollo de un tema. Para aprobar esta primera fase será necesario obtener una prueba de cinco o más puntos del máximo de diez posibles.

Por otra parte, Nacho Hernando ha explicado que habrá un total de 104 tribunales para el control del concurso de oposición, que estarán formados por una Presidencia y cuatro Vocalías, además del mismo número de suplentes.

Por su parte, la segunda prueba consistirá en la comprobación del dominio por parte del aspirante de las técnicas de ejercicio docente mediante la preparación y exposición de una unidad didáctica. Del mismo modo, en esta prueba también se deberán obtener cinco o más puntos de los diez posibles para conseguir un aprobado.

Finalmente, después de conocerse los resultados, los aspirantes seleccionados deberán realizar un periodo de prácticas tuteladas, cuya valoración no será de puntuación sino únicamente de “apto o no apto”.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha destacado que el día del examen es importante “no sólo para las personas que se van a presentar sino para el conjunto de la sociedad”. “Si tenemos un capital humano que desborda, queremos que se quede en Castilla-La Mancha y la única forma de hacerlo no es sólo apostando por las empresas privadas sino también por que en los servicios públicos estén los mejores de cada generación”, ha concluido.