El Pleno del Congreso convalidará este jueves un decreto ley para conceder un crédito extraordinario a los ministerios de Exteriores, , y por valor de casi 761 millones de euros. De ellos, 20,16 millones se destinarán a atender el pago de la deuda que la mantiene con la empresa Obrascón Huarte Laín, S.A. por la obra ‘Conducción del acueducto Tajo-Segura para la incorporación de recursos a la llanura manchega.

Este crédito global se destinará igualmente a flexibilizar las condiciones en las que ayuntamientos y comunidades autónomas tienen que liquidar sus presupuestos de 2008 y 2009.

Estos suplementos de crédito, aprobados por el Consejo de Ministros el pasado 12 de septiembre, se financiarán con cargo a deuda pública, tal y como se recoge en la memoria de impacto económica del decreto ley, a la que ha tenido acceso Europa Press.

La cantidad más abultada de este crédito corresponde a Fomento, que recibirá 540,7 millones de euros, la mayor parte de los cuales (530,7 millones) irán a la Dirección General de Carreteras para atender compromisos plurianuales reprogramados por los recortes de los últimos años y que, por ello, han sufrido “diversas incidencias” y una “acumulación de obligaciones” a las que ahora hay que hacer frente.

En concreto, hacen falta 261,4 millones de euros para expropiaciones, 43,65 millones para intereses de demora por el retraso en el pago de certificaciones ordinarias, finales y liquidaciones o revisiones de precios; 8,85 millones para indemnizaciones por incidencias en la ejecución de contratos, 91,66 millones por revisiones de precios anteriores a este año, 86,6 millones por certificaciones finales y liquidaciones, 33,78 millones por la deuda de la conservación integral y casi 4,75 millones por la deuda de energía eléctrica.

Por su parte, la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo recibirá 1,57 millones para pagar las facturas de la creación de un interfaz digital y por certificaciones de obras de ejercicios anteriores; mientras que la Dirección General de Ferrocarriles obtendrá algo más de 8,42 millones de euros para pagar expropiaciones, liquidaciones e intereses de demora.

En cuanto al Ministerio de Agricultura, obtendrá más de 185 millones de euros con los que hacer frente a ciertas obligaciones contraídas en ejercicios anteriores.

Así, la Dirección General del Agua obtendrán 126,65 millones de euros para pagar certificaciones, revisiones de precios, sentencias, convalidaciones, liquidaciones, reclamaciones y expropiaciones; y otros 45,67 millones para atender el pago de otras obligaciones contraídas con las confederaciones hidrográficas.

Además, con 15,75 millones de euros pagarán el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de titularidad estatal pendientes de pago por parte de las confederaciones hidrográficas, y con otros 8,52 millones de euros se saldará la deuda pendiente desde 2005 con el Ayuntamiento de por las obras de adecuación de las riberas del Ebro en el Balcón de San Lázaro con motivo de la Expo.

Por otra parte, se destinarán 9,76 millones de euros a la para compensar las exenciones establecidas en un decreto de 2009 por la disminución de ingresos que pudieran sufrir este tipo de entidades.

Finalmente, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar obtendrá 3,58 millones, la Dirección General de Calidad y y recibirá 172.290 euros, la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal obtendrá 73.450 euros, y la Secretaría General Técnica contará con 370.781 euros adicionales.

LUCHAR CONTRA EL ÉBOLA

Por su parte, el asignará 160.000 euros a la para el Desarrollo (AECID) para financiar dos lotes completos de equipo médico, material de protección, desinfección y rehidratación y medicamentos específicos contra el ébola para destinarlos a la y de los Hermanos de de Dios que gestionan el Hospital de San José, en (), como ayuda en su lucha contra el ébola.

El departamento que dirige obtendrá asimismo otros 5 millones de euros, que gestionará íntegramente la AECID, para proyectos y programas de prevención y preparación para los desastre naturales (4 millones) y para luchar contra el cambio climático y paliar sus efectos (1 millón).

Según justifica el Gobierno en la memoria, “en 2014 se ha producido una multiplicación de las crisis humanitarias, registrándose cifras sin precedentes de personas en necesidad de ayuda humanitaria”, lo que justifica el incremento de fondos de la AECID para “ofrecer cooperación activa” a diferentes estados afectados por desastres naturales o por los efectos del cambio climático.

AYUDAS AL CINE

El tercer paquete de créditos extraordinarios corresponde al , que aportará 30 millones de euros al Fondo de Protección a la Cinematografía del Audiovisuales (ICAA) para hacer frente a la convocatoria de ayudas a la amortización de los 93 largometrajes producidos y estrenados en 2012 y que cumplen los requisitos de acceso a la convocatoria.

Estos fondos se dividen entre ayudas generales, fijadas en función de la recaudación bruta de taquilla y equivalentes como máximo al 50% del coste de la película o al 75% de la inversión, con un límite fijado reglamentariamente; y ayudas complementarias para películas que no recibieron dinero para el proyecto y que superaron una recaudación mínima. Esta segunda modalidad se fija en función de la inversión del productor con un tope y puede contemplar incentivos adicionales para películas independientes, documentales o en lenguas cooficiales.

Dado que en la actualidad “no existe crédito disponible para poder convocar las ayudas del año 2012” pero que estas ayudas están vinculadas a los préstamos acogidos a la línea ICAA del (ICO), el Ejecutivo considera necesario aprobar un crédito extraordinario de modo que las empresas que invirtieron en la producción de largometrajes hace dos años y solicitaron ese tipo de préstamos “con la legítima confianza de que en 2014 podrían concurrir a la convocatoria de ayudas” no tengan que asumir ahora unos costes con los que no contaban o incluso ver cómo se ejecutan sus garantías.

FINANCIACIÓN MUNICIPAL Y AUTONÓMICA

Por último, el decreto ley incluye medidas puntuales para “garantizar a las comunidades autónomas y corporaciones locales una mayor disponibilidad de recursos”. En concreto, se flexibilizan las condiciones de reintegro de las liquidaciones correspondientes a su participación en los tributos del Estado en los años 2008 y 2009, que fueron “de importes elevados” y que ya motivaron periodos de reintegro de cinco años y, posteriormente, de hasta diez.

Según el Gobierno, el importe a reintegrar el 31 de diciembre próximo por 2.924 ayuntamientos se elevaría a 3.509 millones de euros, pero ahora verán ampliado el plazo si así lo solicitan. Lo mismo sucede con las comunidades autónomas, que podrán ver incrementado hasta 240 mensualidades a contar desde 2012 el plazo para reintegrar esas liquidaciones. Esto les supondrá un incremento de recursos del 2,84% en lugar del 1,18%, lo que conlleva una ganancia de 1.362 millones de euros.

Otra medida del decreto es la reducción en el 1% del tipo de interés de las operaciones de crédito concertadas por las comunidades autónomas en el marco del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) hasta el 31 de diciembre de 2015, lo que permitirá “ahorros de gasto” en los planes económico-financieros que deben presentar , , Valencia y Castilla-La Mancha.