En esta ocasión, la Cámara Baja ha acelerado la publicación de las declaraciones respecto a la pasada legislatura, en la que tardó 16 días en ‘colgarlas’ en su página web desde la constitución del Congreso surgido de los comicios del pasado 28 de abril.

Antes acreditarse en el Congreso, los diputados tuvieron que presentar su currículum y los datos de su declaración de la renta, así como rellenar tres formularios distintos: su relación de bienes y patrimonio; las actividades extraparlamentarias que desempeñan, con o sin retribución económica; y los intereses económicos particulares de sus últimos años.

Este viernes, el Congreso ha hecho públicas en la web institucional el grueso de esas declaraciones, la de bienes y patrimonio, mientras que las de actividades e intereses están supeditas a la revisión por parte de la Comisión del Estatuto del Diputado, una vez que se constituya.

FALTAN SIETE

Pero no se han podido publicar todas las declaraciones de bienes de sus señorías al estar pendientes de algunos trámites. Tal es el caso de los diputados del PP Beatriz Álvarez Fanjul, cabeza de lista por , y el balear Miguel Ángel Jérez; el coordinador federal de Izquierda Unida (IU), ; la diputada almeriense de Vox Rocío de Meer; el diputado sevillano de Ciudadanos ; y la nueva diputada de Equo Inés Sabanés.

El único que ha vuelto a demorarse con este trámite respecto a la anterior legislatura ha sido el representante de Compromís, , cuya declaración de bienes aún no aparece en la página del Congreso.

Sí figuran en esta ocasión las del portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, cuyo patrimonio no se conoció hasta el pasado mes de septiembre, y la del diputado de Ciudadanos por y exvicepresidente de , Marcos de Quinto, que tardó algunos días en hacerlo público.