Fuentes presentes en la reunión, que todavía se está celebrando, han confirmado a que la postura aprobada pasa por afirmar que la única competencia que las leyes atribuyen al Consejo Social en relación con la creación, modificación o supresión de centros, así como con la implantación o supresión de titulaciones oficiales, es la de emitir informe previo y vinculante a la propuesta o acuerdo del Consejo de Gobierno.

“Cualquier decisión en relación con la implantación de nuevas enseñanzas en la UCLM deberá hacerse mediante acuerdo entre la universidad y la Comunidad Autónoma a través de sus respectivos órganos de Gobierno”, añaden.