Así lo ha afirmado Galán este lunes en rueda de prensa en la que ha estado acompañada del portavoz del equipo de Gobierno, ; el presidente de la de Toledo, ; y el representante vecinal, .

La edil de Participación ha explicado que el , que se realizará cada dos meses de manera ordinaria aunque también podrá haber extraordinarios, contará con un concejal del equipo de Gobierno como presidente —uno distinto en cada uno de los cuatro distritos, más uno más en la zona norte—, cuatro representantes de grupos políticos, uno de las asociaciones vecinales y dos de asociaciones no vecinales —culturales, deportivas o AMPAS, entre otras—.

Por su lado, en las Asambleas de distrito “habrá un moderador que podrá ser o no ser político, pero no estarán representados los partidos”, según Galán. Las mismas elaborarán propuestas de asociaciones de vecinos, culturales, sociales o deportivas, se reunirán dos veces al año y en ellas, según José Pablo Sabrido, “cualquier ciudadano a título personal podrá hacer propuestas”.

Según ha explicado el portavoz del Gobierno municipal, habrá cinco distritos que serán: Santa Bárbara, Santa María de Benquerencia, Casco Histórico, Centro —Santa Teresa, Palomarejos— y Norte —Vistahermosa, Buenavista, La Legua—. Estos últimos que antes eran uno, pasarán a estar divididos, pero compartirán centro cívico.

Además del Consejo y Asambleas podrá haber “grupos de trabajo específicos, como o y en los que podrá participar cualquier ciudadano a título personal” y que podrá estar compartido por varios distritos si afecta a varias zonas de la ciudad.

Sabrido ha puesto de manifiesto que se trata de un “buen reglamento”, que deja una participación “suficiente” a los vecinos de la ciudad y ayuda a que “no decaigan los movimientos vecinales”.

A preguntas de los medios, Luis Álvarez ha puesto de manifiesto que la Federación de Asociaciones Vecinales “no alegará” ningún punto de este Reglamento, pues, a pesar de que la modificación “ha costado más tiempo del esperado”, se ha ido “cediendo”, tanto vecinos como Consistorio y todo porque “la ciudadanía sea viva y participativa”.

Por último, Tomás Ruiz ha afirmado que los vecinos están “moderadamente” satisfechos, pues el documento “se ha estudiado y trabajado por todos”, pues la participación es “un plus democrático”.