El objetivo de la Comisión es trabajar de forma conjunta desde todas las consejerías del Gobierno autonómico para continuar impulsando la transición energética de la región, ha informado la Junta en nota de prensa.

Castilla-La Mancha es pionera en la apuesta por un modelo energético renovable y sostenible, gracias a la Ley autonómica 1/2007, de 15 de febrero, donde se impulsa el fomento de las energías renovables y se incentiva el ahorro y la eficiencia energética.

En este mismo sentido, la Comunidad Autónoma está elaborando en la actualidad el borrador de Plan Estratégico para el Desarrollo Energético de Castilla-La Mancha horizonte 2030, en el cual se recoge como uno de los objetivos básicos la mejora de la eficiencia energética y el fomento del autoconsumo.

Así, la región se está dotando de la normativa necesaria para ser ejemplarizante de cara a los objetivos que va a impulsar la Comisión para la Sostenibilidad Energética del sector público regional.

Es en este contexto en el que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha considera necesario avanzar en una estrategia para la sostenibilidad energética del sector público que incluya medidas de ahorro, eficiencia, autoconsumo, e implantación de renovables, y la adopción de medidas de movilidad sostenible que sirvan de palanca para la descarbonización de la economía en la región.

Con tal fin, el Ejecutivo regional irá de la mano con el , que trabaja en el y Clima horizonte 2030 actualmente en tramitación por parte del , y que ha fijado como objetivo la mejora en un 35 por ciento de la eficiencia energética en el país en el horizonte 2030, o en la declaración de Emergencia Climática llevada a cabo por ambas administraciones.

En esta primera sesión de la Comisión para la Sostenibilidad Energética del Sector Público Regional se ha procedido a la presentación y puesta en común de los trabajos ya desarrollados hasta la fecha, y las diferentes tareas que se van a llevar a cabo a partir de este momento.

Además, los departamentos de las diferentes administraciones han propuesto los sistemas de trabajo que van a implantar, y se ha formado la comisión técnica, que se encargará de la implementación técnica de las actuaciones acordadas en la Comisión, para garantizar una mayor operatividad.