Aseguran los expertos que, la de 2013, será la campaña de Navidad “de la recuperación en el consumo” en nuestro país y, con esa esperanza, la reciben los protagonistas de nuestro siempre importantísimo sector del Comercio en todas sus ramas. Si el año pasado, el gasto medio por familia durante estas fechas se situó en los 659 euros, para este ejercicio, estudios como el realizado a priori por la consultora Deloitte lo sitúan un 2% por encima, hasta llegar a los 671 euros por unidad familiar.

Llaman también la atención otros datos como el hecho de que, el 39% de ese presupuesto total, se vaya a invertir en regalos; el 31’5%, en la cena de Navidad; el 15’4%, en viajes y, el 13’5% restante, se vaya a repartir entre otras formas de ocio.

Para comprobar cuál está siendo el inicio de esta “esperanzadora campaña”, nos hemos trasladado hasta uno de los referentes en nuestro país, cada año, por Navidad: El Corte Inglés. En el de Albacete, nos recibe su director de Relaciones Externas, Víctor Hernández, que nos da la bienvenida “a nuestra casa”, rodeado del más puro espíritu navideño que podamos imaginar.

A pocos se les escapa el hecho de que, desde el primer momento, El Corte Inglés tuvo claro que “tenía que apostar por Albacete”, tal y como nos cuenta el propio Víctor, algo que se demuestra con su inestimable colaboración, por ejemplo, en la iluminación navideña de buena parte de la ciudad, (sobre todo si tenemos en cuenta que, incluso hace pocos años, la complicada situación económica llegó a plantear lo posibilidad de que no hubiese luces de Navidad en las calles de Albacete). El empeño y la apuesta fuertes que, ya en aquel momento realizó El Corte Inglés en nuestra ciudad, hizo que fuese posible evitarlo (y que, cada año por estas fechas, partes emblemáticas de nuestro Albacete, como su Avenida de o su comercial calle Tesifonte Gallego (para todos, La Calle Ancha), la Navidad se ilumine de la forma más hermosa que podamos esperar.

Navidad anticipada

“Para que Papá Noel venga la noche del 24 de diciembre o. Los , la del 5 de enero, hay que darles un tiempo para que puedan hacer sus compras; o, para que alguien pueda preparar su casa de cara a estas fechas –algo que muchas familias hacen durante el puente de la Constitución-, previamente ha tenido que poder comprar la decoración… De modo que nosotros comenzamos con la campaña de Navidad aproximadamente un mes antes de Nochebuena”, nos cuenta Víctor Hernández. Es entonces cuando, todo en la tienda, comienza a tomar ese “ambiente”, sin duda, tan especial.

No obstante, el director de Relaciones Externas de El Corte nos explica que es “durante el verano” cuando se prepara gran parte de la campaña de Navidad: “Es entonces cuando se cierra aproximadamente el 80% de la misma”, afirma. Y es que, para todos en El Corte Inglés, la de Navidad es “la campaña más importante”. Llega, además, justamente antes de la segunda más importante que, como el propio Víctor Hernández explica, “son las rebajas de invierno”. Es el día 5 de enero cuando, el personal del Centro se encarga de, una vez cerradas al público las puertas del mismo (a las 00:00h. de la noche), preparar totalmente la tienda para que, la próxima vez que se abra a la gente, lo haga en periodo de Rebajas, lo que requiere un aumento de trabajo “muy importante”.

Por ejemplo este año, en cuanto a personal, el director de Relaciones Externas de El Corte Inglés nos explica que “desgraciadamente no hay los grandes incrementos de plantilla que había hace un tiempo, pero sí podemos adelantar que, en el caso de esta campaña de Navidad en Albacete, estamos en torno a las 50 contrataciones” apunta, explicando que “no todas son directas por parte de El Corte Inglés pero, si sumamos empresas que vienen expresamente a trabajar con nosotros en Navidad (como por ejemplo en la venta de turrón, o en la pista de patinaje que tenemos instalada también…), la cifra se sitúa, al final, en torno a ese medio centenar de trabajadores”.

Datos positivos

Al hablar sobre esas perspectivas positivas que se dan en torno a los datos de consumo que se esperan para estas fechas, el director de Relaciones Externas de El Corte Inglés de Albacete asegura que “hay que ser prudentes todavía porque, además, aquí en Albacete, venimos de una situación especial en la que se han sumado dos factores: por un lado, la propia crisis y, por otro, el momento en el que abrió su Centro El Corte Inglés en la ciudad, en abril de 2008, cuando se destapó toda esta situación”. Podría decirse, en este caso, que existen dos curvas diferentes tal y como él mismo explica porque, “por una parte el Centro, conforme va cumpliendo años, se va consolidando pero, por otra, la crisis ha marcado también una tendencia decreciente en cuanto a consumo que se ha reflejado en todo el país”, matiza.

A pesar de esta realidad, todo hace un indicar que, desde septiembre, “se está produciendo una leve recuperación”, que les lleva a esperar, ciertamente que, ésta de diciembre, vaya a ser “la campaña de salida” de esta complicada situación para nuestras economías: “Hay muy buenas esperanzas -comenta Víctor Hernández-, hemos empezado muy bien el mes de diciembre, por ejemplo en cuanto a visitantes, porque tenemos acceso a datos diarios de afluencia de gente al Centro y lo vamos notando: cada vez hay más personas que nos visitan y, cada vez, hay más consumo. Todo eso tiene que acabar en algo bueno”, concluye sin dejar de reiterar que “hay que ser prudente, porque venimos de una época muy mala a nivel nacional”.

”Hay que facilitar a los clientes que puedan consumir”

Víctor Hernández apunta a otro “cambio de fondo” que se ha producido últimamente en cuanto a lo que es “la idea de negocio”. Nos explica, en este sentido que “aquí, en El Corte Inglés, ha habido un reposicionamiento de precios absoluto en todas las divisiones: por ejemplo, en primer lugar, en alimentación hubo una bajada importante en 3.000 referencias que disminuyeron su precio permanentemente y, a ella, se han ido sumando el resto de divisiones”, explica.

Además, apunta a la necesidad de “facilitar a los clientes que puedan consumir, que puedan celebrar la Navidad y, luego, adquirir otro tipo de productos en otras temporadas”. En este punto es donde potencian su importancia iniciativas como “el 100% de financiación durante 12 meses” que supone, como explica Víctor Hernández que, “si alguien tiene que hacer ahora un gasto extra, puede pagarlo de manera fragmentada durante los próximos 12 meses sin ningún tipo de interés… Por algo la financiera de El Corte Inglés es la que más créditos al consumo está dando en España: nosotros sí necesitamos dar crédito porque nuestro objetivo final es vender”, recuerda, “y si el consumidor no tiene dinero, no puede comprar, con lo cual hay que facilitar el acceso al dinero: no somos un Banco, pero hacemos lo que podemos para facilitar las compras a los clientes”, afirma.

Por ello han puesto en marcha, por ejemplo, diversas promociones especiales a lo largo de los meses, como una muy actual por la cual, comprando ciertos juguetes de un catálogo, “directamente tienes un vale de descuento en alimentación para utilizar luego en enero, después de Reyes”, explica el director de Relaciones Externas de El Corte Inglés. También durante los primeros días de diciembre, desarrollaron otra campaña “muy fuerte” en el ámbito de la alimentación donde, “el importe íntegro de la compra que hacías, se devolvía en su totalidad en vales de 10 euros para ir gastándolos luego en sucesivas compras”, recuerda. Todo, en definitiva, en pro de un destacado esfuerzo “por incentivar y ayudar porque, si no ayudas a que la gente pueda comprar, lógicamente los bolsillos y las economías llegan hasta donde llegan…”, recalca.

Señala también Víctor Hernández otra cuestión muy importante cuando apostilla que “es muy difícil compatibilizar también lo económico con cierto perfil de clientes que busca algo mejor, y también lo tenemos: no puedes renunciar a una cosa por la otra, sino intentar abarcar el mayor número de clientes posible y darle a la sociedad de Albacete lo que te está pidiendo”. En este punto, explica que, evidentemente, “este Corte Inglés no tiene la misma oferta que el de , ni ése la misma que el de Salamanca… en cada ciudad intentamos adaptarnos y, sobre todo, el cliente de Albacete (que también es exigente en calidad) busca mucho precio, un precio inicial que sea ajustado, y es lo que estamos intentando darle”, asegura.

Al hilo de esta conversación, le viene a la cabeza el caso de las fragancias: “En plena época de Navidad, podría parecer una locura que El Corte Inglés (que además recibe miles de visitantes cada día), hiciese una rebaja de precios -comenta Víctor-; pues se ha hecho justo en los primeros días de diciembre (y se va a mantener ya de forma permanente)”. En este sentido, añade que se ha desarrollado, además, “con una mentalidad diferente a la que había antes de toda esta crisis”, y lo explica contándonos que “inicialmente (porque después vendrán más), se han bajado de precio 300 referencias de perfumería (con un descanso bastante destacable), y son las 300 referencias que más vendemos, no se ha hecho lo que se hacía antes de lo que no se vende, lo pongo barato para ver si le doy salida…”. Concluye que, han querido que esto será así “porque al final, se trata de fidelizar y de darle un premio al cliente: hoy en día, al que entra a un establecimiento (con la cantidad de competencia que hay,) deberíamos darle un abrazo sólo por el hecho de que venga”, sonríe.

Buen ambiente

…Y habría tenido que dar bastantes abrazos, en el caso de la tarde que el Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca compartió junto a él en El Corte Inglés porque pudimos ser testigos de que, verdaderamente, el ambiente en cuanto a consumo, era halagüeño.

Por allí pudimos encontrarnos con adultos que, por ejemplo, llenaban las cestas de la compra en materia de alimentación (en muchos casos dejando, eso sí, la compra de productos como el marisco, “para más adelante, porque sea más fresco”), así como con chavalería que apuraba las últimas ideas para confeccionar las ansiadas cartas a Los Magos de Oriente o el mismísimo Santa Claus (a quien, por cierto, tuvimos la suerte de encontrarnos por la tienda, acompañado de su fiel duendecilla). Por lo general, la gente ya ha comenzado a comprar y, lo que sí habían hecho ya todos los protagonistas con los que pudimos hablar, era mirar y comprobar precios y calidades, cada cual, acorde a sus circunstancias, si bien todos han coincidido en la idea de “comprar lo necesario”, y en aquello tan repetido (y no por ello, peor) de tirar de “cosas útiles”.

Una época… especial

Hay mucho en torno a la Navidad que no es sólo consumo. Nos lo decía el propio Víctor Hernández mientras dialogaba con nosotros. Esta época tiene también mucho de recuerdo, de familia, de compartir… “Por eso también, en estas fechas de una manera especial, hacemos un esfuerzo importante con las donaciones de alimentos, -explica Víctor- o con el hecho de intentar que no haya ni un solo niño que no tenga juguetes (si por lo menos nosotros lo sabemos)”, comenta. Y es que, sin duda, lleva toda la razón del mundo cuando afirma que “la Navidad es cosa de todos; remontar es cosa de todos y, apostar por Albacete, es cosa de todos: de grandes, de pequeños, de medianos… de todos los que estamos aquí día a día”.

Les invitamos a visionar el vídeo enlazado a este texto para conocer más detalles sobre este reportaje sobre las compras navideñas.