En concreto, el nuevo convenio establece una subida retroactiva del 1,2% para los tres últimos meses de 2018; e incrementos del 1,6% para 2019; del 2,2% para 2020 y también del 2,2% para 2021, ha informado CCOO en un comunicado.

Además, se incluyen sendos incrementos adicionales del 3,5% en 2019 y en 2020 en el nuevo Plus de Convenio, que engloba los anteriores pluses extrasalariales. Este nuevo plus, junto con los demás pluses que cada trabajador perciba de forma ordinaria, se incluirá además en la paga de vacaciones, además del salario base y la antigüedad.

La firma ratifica el preacuerdo alcanzado el pasado mes de febrero para poner fin a más de un año de negociaciones en los tres convenios provinciales de Castilla-La Mancha que perdieron vigencia al finalizar 2017, los de Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara.

“Las negociaciones han sido demasiado largas y tensas, por la inicial negativa patronal a asumir las subidas salariales establecidas en el AENC, que fue respondida por las trabajadoras con diversas movilizaciones en las tres provincias”, ha señalado el secretario de negociación Colectiva de CCOO-Construcción y Servicios en la región, .

“Esperamos concluir sin mayor problema la ratificación de los tres convenios antes de que acabe este mes; pese a que hoy mismo han surgido en Cuenca complicaciones de última hora, totalmente improcedentes, por la pretensión de alguna patronal de revisar el preacuerdo ya ratificado por las empresas y por las trabajadoras y los trabajadores. El sector tiene retos muy importantes por delante, sobre todo en relación con el Acuerdo Marco de las contratas de la Junta, como para reabrir problemas ya resueltos”.

De su lado, UGT ha valorado que tras 15 meses de negociaciones con las patronales y varias movilizaciones en Cuenca, Ciudad Real y Guadalajara por las paralizaciones de los convenios en todas esas provincias, los sindicatos hayan conseguido convenios “dignos” tanto en Cuenca como en Ciudad Real, algo que se prevé alcanzar también en Guadalajara en las próximas semanas.

Según UGT, los aumentos logrados uponen una “mejora notable” en un sector muy feminizado con “excesivas jornadas parciales” en el que las trabajadoras no han dejado de perder poder adquisitivo desde la crisis.Os adjunto foto