Por contra, PSOE y Podemos han votado en contra de la resolución que ha presentado el Grupo Parlamentario Popular que instaba al Gobierno regional a convocar las máximas plazas posibles dentro de la legalidad superando la cifra propuesta por la Junta, si puede ser, dentro del respeto a la normativa vigente.

El consejero de Sanidad, , ha dicho que “si hay alguien que le puede interesar el ruido es a quien viene haciéndolo”, en referencia al Gobierno central que, según ha recordado, ha recurrido la jornada laboral de 35 horas para los funcionarios de Castilla-La Mancha y ahora quiere recurrir la OPE.

“¿Ellos han iniciado la guerra y yo tengo que calmarla?”, ha respondido el consejero a los ‘populares’, a quienes ha dicho que los servicios jurídicos que hoy dicen que la oferta presentada es “legal” son los mismos que había cuando gobernaba el PP.

“Nuestro ruido eran 1.030 plazas, no quieran ustedes confundir a la opinión pública”, ha enfatizado el titular de Sanidad, quien ha recriminado a los ‘populares’ que sólo publicaran 48 plazas en cuatro años para el Sescam. “¿1.030 es ruido y 48 es una delicia?”, se ha preguntado en tono irónico.

Tras asegurar que el Gobierno socialista tiene “mala experiencia” con esto de las reuniones y los escritos, ha dicho que no está dispuesto a pasar “una nueva feria con las 1.030 plazas”. No obstante, ha asegurado que es su deber trabajar para acabar con la precarización del empleo público y por ello Castilla-La Mancha, junto a otras comunidades, están trabajando para convocar nuevas plazas.

LA BATALLA DE PODEMOS Y EL DEBATE INTERESADO DEL PP

De su lado, el diputado de Podemos ha dicho que a su partido le “encantaría” que la OPE del Sescam siga adelante y pueda celebrarse ya que, a su juicio, “el empleo público en una región como la nuestra puede ser un gran dinamizador”.

No obstante, ha apuntado que habrá que esperar a ver sin finalmente el Gobierno recurre la oferta y ha apostado por dar “la batalla política y legislativa” en el caso de que ese recurso se presente. “Sería una buenísima noticia para todos no judicializar la política”, ha apuntado.

Para el diputado del PP este es “un debate interesado” y “un mal chiste contado en un día de feria”. Así, ha defendido que el Gobierno central “hace su trabajo” y ha recordado que ya ha recurrido otras OPE en , el País Vasco o Andalucía.

Según ha indicado, no es que el PP no quiera que se creen 1.030 nuevos puestos de trabajo en Castilla-La Mancha, sino que quieren “todas las posibles y necesarias pero ajustadas a la normativa del Estado”. “1.030, 2.060, 4.120 y las que sean necesarias, lo que queremos es que se hagan las cosas bien”, ha agregado.

En este punto, ha dicho al Gobierno regional que si está convencido de que las cosas se han hecho bien, que se reúna con el Ministerio de Hacienda y plantee los argumentos legales y jurídicos necesarios para desbloquear la situación. “A Emiliano García-Page le importa muy poco la sanidad, lo único que le importa es generar lío y conflicto”, ha añadido.

PSOE Y LOS INTERESES PARTIDISTAS

Desde la bancada socialista, su portavoz ha solicitado a los diputados presentes en el Parlamento autonómico que dejen a un lado “los intereses partidistas” y que pidan al Ministerio de Hacienda que no interpongan un recurso contra la OPE “que no tiene base jurídica”.

“Entre todos sí podemos parar una decisión que es injusta, errónea, equivocada y una mala interpretación de la norma por parte del Ministerio”, ha señalado, para agregar que “tanto la ley como el sentido común dicen que la tasa de reposición está bien aplicada”.

Por ello, ha preguntado a los parlamentarios si quieren que se sigan reduciendo las listas de espera, las derivaciones o que se sigan mejorando la calidad del sistema sanitario; respondiendo ella misma que eso se hace con más profesionales.