Un ramo de rosas blancas y una placa conmemorativa ha sido casi lo más anecdótico que, la presidenta regional, ha recibido en su visita al flamante de Música de Castilla-la Mancha con sede en Albacete. Lo más importante que se ha llevado Mª Dolores Cospedal de su paso por este lugar ha sido el arte de quienes allí se forman y, sobre todo, el cariño y el agradecimiento de sus protagonistas porque, al fin, con la creación de este Conservatorio Superior de Música en la región, se responde a años de demanda y se cumplen muchos sueños.

En ese sentido ha ido precisamente el discurso del director del centro, quien ha agradecido “que se haya sabido escuchar el clamor que desde hace décadas ha venido protagonizando la sociedad de Castilla-la Mancha y se hayan hecho posibles estos estudios superiores de música”; pero además, Orero ha aprovechado para “agradecer de antemano el futuro, las ayudas que vendrán”, a la presidenta Cospedal.

Ella, por su parte, ha recibido de buen grado esas palabras y ha subrayado la importancia de este centro “en un momento clave -ha dicho- para dar un giro de 180 grados a todo lo que tiene que ver con la Educación y el modelo educativo”, donde ha destacado cuestiones elementales de la nueva LOMCE como “la apuesta por la excelencia y por garantizar una auténtica igualdad de oportunidades, dejando atrás tasas como la del 30% de abandono temprano de los estudios en C-LM”, o las que nos hablan de un escandaloso índice de fracaso escolar.

Cospedal ha asegurado que “estas disciplinas artísticas contribuyen al desarrollo de la persona y que, en concreto la música, siempre ha sido una enseñanza de prestigio” que, al fin, logra su justo reconocimiento en la región: “Ese peldaño que nunca nadie se había atrevido a subir, lo hemos subido, y lo hemos hecho entre otros”, ha manifestado.

“Ya no sólo seré exportadores de talento, sino que podremos hacerlo crecer aquí”, ha afirmado Mª Dolores Cospedal, quien ha explicado por qué Albacete fue el escenario elegido para albergar este Conservatorio Superior de Música: “es la ciudad y la provincia con mayor número de estudiantes de música a nivel profesional y donde se daba el mayor porcentaje de la población”, ha detallado.

Hoy, este lugar cuenta con 34 alumnos y 20 profesores pero, en tres años “cuando esté a pleno rendimiento -tal y como ha explicado la presidenta regional-, podrá albergar a unos 500 alumnos, sea cual sea el emplazamiento definitivo que se designe pero, siempre, en Albacete”, ha afirmado. Una realidad a la que, próximamente, se puede sumar otra no menos importante ya que la propia presidenta del Ejecutivo Autonómico ha adelantado que “ya se ha empezado a estudiar la posibilidad de tener en nuestra tierra un , porque también nuestros bailarines y bailarinas se lo merecen”.

Como punto y final, un mensaje muy claro lanzado por la propia Cospedal, el de que “ésta es una tierra de música que necesitaba un Conservatorio Superior que ya ha llegado, aun en estos momentos de dificultad”.