En un acto al que han asistido hermandades y cofradías de Castilla-La Mancha, religiosos y alcaldes y representantes de los municipios de la región que tiene su Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional, Nacional y Regional, y tras el visionado del video promocional de la Semana Santa 2015, Cospedal ha querido agradecer el trabajo que realizan todas las personas implicadas en este fiesta “religiosa y cultural, que está muy arraigada en todos nuestros corazones”.

“La Semana Santa de Castilla-La Mancha hunde sus raíces desde muy antiguo”, es “variada y distinta, única y muy especial” y junto a su ámbito religioso, que es el natural en estas fechas, hay también “una manifestación de nuestra forma de ser desde nuestro punto de vista cultural de primera dimensión”, ha indicado Cospedal, que ha remarcado que en todas y cada una de las provincias de la región se suma “la magnífica calidad de las tallas con el patrimonio monumental y arquitectónico, la música, el silencio y los sentimientos, sabores y colores”.

La presidenta autonómica ha señalado que “todo eso conforma la expresión cultural y el sentimiento más allá del fervor religioso de la Semana Santa”, donde además hay que tener en cuenta el añadido del “componente familiar y entrañable”, ya que estas son unas fechas “para movernos en familia, para volver a ver a los amigos que quizá hace tiempo que no vemos y para volver a nuestros lugares de origen”, lo que compone, en su opinión, la “expresión de una forma de ser”.

Tras recordar las localidades que recientemente han visto declarada su Semana Santa de Interés Regional —La Roda, Villarrubia de los Ojos, Corral de Almaguer y Carmena—, Cospedal ha destacado que la región tiene “hermandades muy antiguas de más de 400 años y cofradías de gente muy joven”, a quienes ha dado las gracias por hacernos “disfrutar” y “sentirnos muy orgullosos”.

TRABAJO CALLADO

María Dolores de Cospedal ha vuelto a dar las gracias a los “muchos” que trabajan y colaboran para que todo salga bien durante estos días, especialmente a los que realizan un “trabajo callado” como el que hacen las personas que bordan telas, adornan con flores, fabrican tambores o ponen la música, porque también con su labor ayudan “a dinamizar el turismo”.

Finalmente, y aludiendo también al especial interés que el ámbito gastronómico tiene la Semana Santa, Cospedal ha recordado que Castilla-La Mancha subió “mucho” en visitas turísticas durante 2014, confiando en que en este ejercicio, en el que se conmemora el IV Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote y el V centenario del nacimiento de de Jesús, traiga éxito en este ámbito a la región, como el que ha deseado a todas las personas implicadas en la Semana Santa regional.

Durante el acto, la secretaria de la Junta de Cofradías de La Roda, , ha dado las gracias por haber sido elegidos para hablar en nombre de las localidades presentes, siendo la de La Roda una Semana Santa que “acaba de llegar” al grupo de las que han sido reconocidas por su interés regional, y ha dedicado sus palabras a todos los que dedican su tiempo a la promoción de la Semana Santa, algo que “nos une y nos hermana”.

Para finalizar, la banda de cornetas y tambores de la Hermandad de Jesús Nazareno de Carmena, ha interpretado una pieza musical en el patio del Palacio de Fuensalida, donde estaban expuestos los carteles de la Semana Santa de todas las localidades que cuentan con la declaración de Interés Turístico de Castilla-La Mancha.