La presidenta de Castilla-La Mancha, , ha afirmado que la situación de los incendios de Aleas, pedanía de Cogolludo, y Bustares es “mucho mejor” que hace 24 horas y que la meteorología, con la bajada de la temperatura y el cambio en el viento, está ayudando en su extinción.

Así se ha pronunciado Cospedal en declaraciones a los medios en el Puesto de que se ha habilitado en la CM-1006 entre el kilómetro 2 y 3, pasada la localidad de Veguillas, donde ha dicho, no obstante, que “todavía tenemos que estar muy atentos a lo que va ocurriendo y a cómo se van desarrollando los acontecimientos”.

“Lo más importante es hacer caso a los profesionales y a los especialistas y seguir trabajando con la misma dedicación que hasta ahora”, ha indicado la presidenta del Ejecutivo regional, que ha añadido que trabajan en los incendios 17 medios aéreos, 82 terrestres y más de 470 personas.

Del mismo modo, ha querido resaltar la importancia de que los vecinos de los pueblos que han tenido que ser desalojados han tenido una atención por parte de Protección Civil, la Delegación del Gobierno y la Guardia Civil “absolutamente ejemplar”.

“Cuando puedan volver a sus hogares haremos todo lo posible”, ha indicado Cospedal, quien ha añadido que el reaolojo de los vecinos se llevará a cabo cuando los vecinos puedan estar “tranquilos y a salvo”.

Asimismo, la presidenta castellano-manchega ha querido dar las gracias a todas las personas de los servicios de extinción de incendios de distintas administraciones que están trabajando en apagar ambos fuegos y les ha deseado suerte en su labor.