Así lo ha confirmado en declaraciones a los periodistas al inicio de la reunión del CPFF la consejera de Economía y de Hacienda de Castilla y , , quien ha dicho ver “lógico” que se haya retirado del orden del día la votación de los objetivos individuales de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para el periodo 2019-2021 para cada comunidad tras el ‘no del Congreso a la senda de estabilidad aprobada por el Gobierno.

El Congreso rechazó el pasado viernes los objetivos de déficit y deuda pública para 2019-2021 con los votos en contra del PP, Ciudadanos, UPN, Bildu, Foro Asturias y , y las abstenciones de Unidos Podemos, Compromis, ERC y PDeCAT, frente a los votos a favor del PSOE y PNV.

La ministra de Hacienda, , ya adelantó que el Ejecutivo configurará “en tiempo” un proyecto presupuestario para 2019 y presentará en un mes la misma senda, descartando una modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

En caso de que la senda que volverá a presentar el Ejecutivo en un mes no consiguiese de nuevo el respaldo de la Cámara Alta, los objetivos de déficit para las CCAA volverían a quedar determinados por la anterior senda del , más restrictiva, que contemplaba un déficit del 0,1% para las regiones en 2019.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria establece que en caso de que las Cortes no aprueben el techo de gasto, el Gobierno deberá volver a remitir a las Cortes un nuevo acuerdo en un plazo máximo de un mes.

Sin embargo, en ningún momento establece que su aprobación sea imprescindible para la aprobación de un proyecto de Presupuestos Generales del Estado, el cual debe ser remitido por el Gobierno a las Cortes antes del 30 de septiembre, según recoge la propia Constitución.

El Ejecutivo augura para ese año un déficit del 2,7% del PIB, cinco décimas por encima del objetivo comprometido con , y actualizó la senda de estabilidad presupuestaria estimando un déficit del 1,8% para 2019, cinco décimas más que la previsión del , del 1,1% en 2020 y de cuatro décimas en 2021, frente a las tres décimas y el superávit, respectivamente, previstos por el Ejecutivo del PP.

LOS OBJETIVOS DEL POR EL CONGRESO

En la última reunión del CPFF, celebrada el pasado 19 de julio, se aprobaron los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para el trienio 2019-2021, donde el Gobierno suavizó en dos décimas en 2019 y 2020 la senda fijada para las comunidades autónomas, que se traduce en un margen fiscal de 2.500 millones en 2019.

En concreto, la senda aprobada para las comunidades autónomas correspondiente a este periodo contempla un déficit del 0,3% del PIB para 2019, el 0,1% del PIB para 2020 y estabilidad presupuestaria para 2021.

Por otro lado, los objetivos de deuda pública del conjunto de las comunidades autónomas para el trienio 2019-2021 han quedado fijados en el 23,7% para 2019, 23% para 2020 y 22,2% para 2021.