En el cómputo nacional, Aragón, , y fueron las regiones que más crecieron en 2018, al hacerlo por encima de la media nacional (2,5%).

El análisis, elaborado mediante la metodología de estimación trimestral por CCAA del PIB (Metcap), se realiza después de que el INE haya publicado el dato de avance trimestral del PIB de España, que refleja un alza del 0,7% en el cuarto trimestre de 2018, con un avance interanual del 2,7%.

Las estimaciones de la AIReF reflejan que nueve regiones crecieron el año pasado por encima de la media, con Aragón (+3%) a la cabeza, seguido por Canarias (+2,8%), Cantabria (+2,8%), Comunidad Valenciana (+2,8%), (+2,7%), Comunidad de (+2,7%), junto a Murcia, y , las tres con un avance del 2,6%.

Igualando la media nacional (+2,5%) se habrían situado Asturias, Islas Baleares y Cataluña, mientras que por debajo el resto de regiones: (+2,3%), Andalucía (+2,2%), Castilla-La Mancha (+2,1%), Extremadura (+2,1%) y y (+2%).

A nivel intertrimestral, la AIReF estima que la economía creció un 0,7%, una décima por encima de los tres anteriores trimestres y en línea con la previsión del INE. Crecieron por encima Islas Baleares (+1,2%), Murcia (+0,9%), Asturias (+0,8%), Castilla-La Mancha (+0,8%) y Cataluña (+0,8%), e igualaron la media nacional las regiones de Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia, País Vasco y La Rioja.

Por debajo de la media quedaron el resto: Andalucía (+0,6%), Aragón (+0,6%), Castilla y León (+0,6%), Comunidad de Madrid (+0,6%), Extremadura (+0,5%) y Navarra (+0,5%).

En el cuarto trimestre, y a nivel interanual, lideraron el avance de la actividad económica Baleares y Comunidad Valenciana, con un alza del PIB del 0,7% en cada caso, y las regiones que menos crecieron fueron Extremadura (+1,8%), Castila-La Mancha (+1,8%) y Castilla y León (+1,9%).

La metodología cuantitativa utilizada por la AIReF combina tres tipos de información estadística disponible para el análisis regional, como son los datos mensuales de indicadores de coyuntura desagregados a nivel territorial, los datos anuales compilados en términos de contabilidad nacional por la Contabilidad Regional de España (CRE) y, finalmente, las estimaciones para el conjunto nacional publicadas por la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR).