Así lo ha puesto de manifiesto este viernes el fiscal jefe de Castilla-La Mancha, , con motivo de la apertura del año judicial de la región, que en esta ocasión se ha celebrado en la Audiencia Provincial de y no en la sede del como viene siendo habitual.

En concreto, ha indicado que el descenso de la criminalidad se constata en función de la bajada de la apertura o iniciación de procedimientos penales en 2015. “Todas las provincias de Castilla-La Mancha tienen índices de criminalidad que están por debajo de 2011”, ha agregado el fiscal jefe.

En cuanto a las agresiones sexuales, especialmente a menores de 16 años, Martínez ha manifestado que han crecido un 56 por ciento en 2015 respecto al año anterior; mientras que los delitos de revelación de secretos asociados a las nuevas tecnologías lo han hecho un 66 por ciento al pasar de 30 en 2014 a 96 en 2015.

La Memoria también recoge, según ha indicado el fiscal jefe, un descenso del 13 por ciento de los delitos contra la vida, un aumento de los delitos contra la administración pública de un 17 por ciento, un descenso del 5 por ciento de los delitos contra el patrimonio y una bajada de los delitos contra el tráfico de drogas.

ASPECTOS FUNDAMENTALES

El fiscal jefe se ha detenido también en otros “aspectos fundamentales” que recoge la Memoria como son las novedades legislativas introducidas en 2015 que afectan a la forma de trabajar de las fiscalías y los órganos judiciales. Así, se ha referido a artículo 324 que impone un plazo de tres meses para la instrucción y que ha “obligado a revisar las causa penales en tramitación”.

A ello ha unido otros aspectos como que a partir de este año la Policía no remite todos los atestados a los órganos judiciales y que a las fiscalías llegan solo los atestado en los que existe un autor conocido o aquellos que se refieren a hechos de importancia.

En este punto, ha puesto como ejemplo el cuádruple asesinato de (Guadalajara) para señalar que aunque no haya autor conocido, esas actuaciones van a llegar al juzgado “porque se trata de hechos de extraordinaria relevancia”.

Finalmente, ha destacado que en el ámbito penal va a influir que por primera vez la Sala de lo Civil y Penal del (TSJCM) va a revisar las sentencias dictadas por la audiencias provinciales. “Esto significa que los asuntos penales de mayor gravedad van a tener una instancia intermedia antes de llegar al Supremo”, ha concluido.