Con el objetivo de hacer llegar la lectura a todos los ciudadanos, el y Cruz Roja han unido esfuerzos para comenzar a desarrollar el proyecto ‘Leer en compañía’, dirigido a la población mayor de 65 años.

Esta iniciativa, que se desarrollará de forma piloto en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, en Toledo, contará con 40 beneficiarios, que han sido seleccionados por Cruz Roja a través de una encuesta realizada a las personas mayores en distintos barrios de la ciudad.

Tal y como indicó la consejera de Educación, y Cultura, , se trata de un servicio “excelente porque de lo que se trata es de llegar a todas esas personas, mayores de 65 años, y de llevarles la lectura; personas que por un motivo u otro no pueden tener acceso a la lectura como cualquier otro ciudadano y lo que hacemos es acercarle la lectura en colaboración con la Cruz Roja”.

Para el Gobierno regional, la edad y la falta de movilidad no son un impedimento a la hora de disfrutar de la lectura, tal y como se demuestra con proyectos de este tipo, que nace con la vocación de extenderse al resto de capitales de provincia de la región.

Proyectos como ‘Leer en compañía’ reflejan el espíritu de la reciente Ley de la Lectura y de las Bibliotecas de Castilla-La Mancha, que el Gobierno del presidente Barreda ha sacado adelante con el objetivo de universalizar la lectura como un derecho irrenunciable a todo ciudadano.

La experiencia de Cruz Roja en la gestión del servicio de domiciliaria de la Junta de Comunidades, permitirá llevar a cabo el proyecto ‘Leer en compañía’, para el que se cuenta con un equipo de diez personas voluntarias.

Éstos van a incorporar la lectura como una actividad más en su trabajo diario con las personas mayores, y han sido formados por personal de la biblioteca regional, cuentan con el apoyo de dos técnicos del Área de Préstamo y un técnico coordinador de los Clubes de Lectura de la Biblioteca.

Los beneficiarios de este proyecto tienen a su disposición los materiales bibliográficos, documentos sonoros, audiovisuales y multimedia que la Biblioteca tiene en préstamo, así como los lotes para los clubes de lectura que se les han ofrecido.

Para el desarrollo del proyecto ‘Leer en compañía’, desde la Biblioteca también se ha habilitado un con audio-libros, dirigido a este grupo y al resto de usuarios.

Iniciativas como ésta son un reflejo de la labor que realiza el Gobierno regional, en colaboración en este caso con Cruz Roja, y que posiciona a Castilla-La Mancha como una comunidad de referencia en cuanto a servicios sociales y de atención a los mayores, un colectivo que suma una población aproximada de 370.000 personas a nivel regional.

Desarrollo del proyecto

Actualmente, este proyecto se viene realizando en otras provincias de la región: en Guadalajara, con la implantación en la capital, así como en Azuqueca de Henares, y próximamente se comenzará a desarrollar en Molina de Aragón; y en los municipios de La Roda, Tobarra, Almansa, Hellín y en Albacete capital. En todos ellos hay una alta participación de personas voluntarias y usuarias.

El acceso al préstamo individual contempla tres modalidades. Una de ellas es la destinada a las personas sin movilidad o con movilidad reducida. En este caso, es la persona voluntaria, que ejercerá de intermediaria entre varios usuarios, quien realiza los trámites de préstamo de los materiales, que se los proporciona al usuario o usuaria en su residencia habitual. También es la encargada de devolver este material a la biblioteca.

Otra modalidad de este servicio es la que está dirigida a los mayores de 65 años que sí que pueden desplazarse hasta la biblioteca, y lo hacen acompañados por su voluntario de referencia, para usar por sí mismos los servicios bibliotecarios.

La última variedad de este servicio consiste en la lectura del libro por parte de la persona voluntaria a aquellas personas con capacidad visual o lectora limitada que dificulten la lectura por si mismas.

A nivel grupal, se contempla la posibilidad de crear un del que formarían parte algunos de los participantes en el proyecto.

Para poder llevar a cabo esta labor, Cruz Roja en Toledo obtendrá el Carnet de Préstamo Colectivo para entidades como apoyo a otras actividades de grupo que puedan organizar.

El proyecto se inicia con el préstamo de los siguientes materiales: materiales de lectura fácil (clásicos y novedades editoriales), audio-libros, colecciones en “Letra grande”, y otros productos similares disponibles en el mercado.