Así la portavoz de la formación naranja, , ha señalado que “da la sensación de que García-Page ha vuelto de con las manos vacías y con las mismas preocupaciones” y ha añadido que “esta reunión ha servido para hacer una escenificación de la buena sintonía que existe entre ambos, pero no ha sido útil para los castellano-manchegos”.

Además, De Miguel ha criticado que Sánchez no quiera oír hablar del pacto regional del agua y por el contrario, lo que sí ha prometido “es intentar suavizar el trasvase y poner en marcha más desaladoras en 2021”, cuando las elecciones “son en 2020”, ha informado Cs en nota de prensa.

Por otro lado, la portavoz de la formación naranja también ha criticado que “gracias a la reunión de Sánchez y Page se han iniciado las obras de N-430 y la realidad es que esto estaba ya reflejada en los PGE de 2018, esos a los que el PSOE votó no”, ha aclarado De Miguel.

Desde Ciudadanos C-LM han lamentado que “García-Page no haya pedido a Sánchez un nuevo modelo de financiación autonómico, que garantice la igualdad entre todos los españoles y que sea justo”, ha argumentado la portavoz de la formación liberal, quien ha mostrado su deseo de que “el presidente de Castilla-La Mancha explicara porqué su partido apoya el cupo vasco, porqué esta región debe contar con menos recursos”.

Finalmente, la portavoz de la formación naranja ha reconocido que le agrada que “García-Page haya reconocido públicamente que el modelo de bipartidismo ha fracasado”, pero le ha pedido “que no meta a Cs en ese saco porque la formación sí que tenemos un proyecto útil para los ciudadanos de esta región”.