El delegado territorial de Ciudadanos Castilla-La Mancha, , ha puesto a su partido como ejemplo de única formación que cuenta con la “ventaja” de “poder tender puentes tanto al centroizquierda como al centroderecha”, erigiendo a la formación como único partido político capaz de “combatir los recortes del PP y el despilfarro del PSOE” en labores de Gobierno.

En una entrevista con , Ruiz ha considerado que la formación naranja tiene que cuidar actualmente ese papel de único partido capaz de lograr consenso y acuerdos hasta que consiga tener capacidad de Gobierno.

Lo que sí que ha dejado claro es que en ningún caso podrán entenderse con Podemos, “aquellos señores que se sientan con Bildu, que apoyan un referéndum ilegal y que dicen que en Venezuela todo va bien”.

EL “QUIERO Y NO PUEDO” DE PAGE y

Ruiz ha hecho referencia a la situación política en la región, calificando la forma de gobernar del presidente de la Comunidad Autónoma, , como de “quiero y no puedo”.

Si bien le considera “un buen orador y un excelente prometedor”, en su opinión “es muy malo llevando a la práctica” todos sus anuncios, tras lo que le ha instado a “materializar” todas las promesas.

El líder de Cs en la región ha enfatizado además que el “gran problema” de García-Page esta legislatura, además de sus “incumplimientos”, es el secretario general de Podemos, , quien “tiene un ego que no le cabe en Castilla-La Mancha”.

Por ello, entiende que si Cs hubiera conseguido representación en las Cortes autonómicas con “hubiera sido vital” para “poder construir” de la mano del Gobierno, algo que no puede decir de García Molina, “quien cambia de opinión cada 15 días”.

REUNIÓN CON LA JUNTA

Alejandro Ruiz ha aprovechado para reclamar una reunión con el presidente autonómico, a quien le urgiría a “cumplir con su palabra dada” en materias como sanidad, educación o desarrollo industrial y con quien quiere abordar la reforma estatutaria que desemboque en un cambio al alza de la ley electoral.

Entiende que si acabara la legislatura sin ese cambio en el número de diputados a elegir, “García-Page demostraría que no se puede confiar en él”.

El nuevo reglamento para elegir diputados en las elecciones debería permitir a juicio de Ruiz “que todas las zonas de la región tengan representatividad”, y sobre todo, “que no permita que un partido con más de 200.000 votos se quede fuera de las Cortes”.

Sobre el resto de materias que debe de abordar la reforma estatutaria, Ruiz ha aseverado que lo que no van a permitir es que incluyan medidas “que ahonden en las diferencias entre regiones” o que fomenten “la duplicidad” de funciones institucionales. “No hay nada firme, pero según algunas conversaciones estamos viendo que esa deriva podría producirse”, ha finalizado.