CSIF señala que si no se modifican los presupuestos regionales para 2018 “se ratificaría la mayor agresión que la Universidad de Castilla-La Mancha ha sufrido en toda su historia y que no tiene parangón alguno en el sistema universitario español”, ha informado el sindicato en nota de prensa.

“Como representantes de profesores y personal de administración y servicios de la Universidad de Castilla-La Mancha pedimos a PSOE, Podemos y PP que garanticen la nominativa de la UCLM y no comprometan la docencia, la investigación, la política de becas y el salario de sus empleados públicos”, han solicitado desde el sindicato.

CSIF exige que los presupuestos que se aprueben “deben recoger de manera explícita y sin lugar a dudas cantidades suficientes para asegurar el cobro de los salarios y permitir las ofertas de empleo públicas necesarias tras años de recortes”.

“De lo contrario, estaríamos abocados a pedir crédito presupuestario continuado para cualquier acción en la UCLM, con la inseguridad, la falta de planificación y el retraso en los plazos que toda esta situación conlleva”, ha afirmado CSIF.

Después de reflejarse esos 20 millones en los presupuestos, señala el sindicato, vendría la negociación de un contrato programa, un plan plurianual de investigación y el sistema de pago de la deuda histórica,m por lo que piden “al tándem Page-Molina que no discriminen —dejando sus nóminas en el aire— a los trabajadores de la UCLM y que no destruyan el principal motor de desarrollo de la región y la garantía de futuro de nuestros ciudadanos”.