El sindicato ha asegurado en nota de prensa que es necesaria más inversión en ciencia e investigación en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 y una mayor agilidad y eficacia en el en el pago de las subvenciones a la I+D+i dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

De un total de 610 millones de euros dedicados a financiar el trabajo de los científicos tanto en universidades como en organismos públicos de investigación, faltan por abonar 369 millones de euros correspondientes a los programas ‘Retos Investigación’ y ‘Proyectos de excelencia’ del año 2017. También resultan “muy preocupantes” para Csif las cifras provisionales sobre la ejecución del presupuesto de 2017, “que sólo ha sido del 29’7%”.

Respecto al pago a las universidades de toda España para proyectos de investigación científica, se ha pasado de 457 millones en 2016 a 250 millones de euros en el 2017. “De esta manera, siguen encadenándose retrasos que afectan a las ayudas no sólo de 2017, sino también a las presupuestadas en 2018”, han explicado desde el sindicato.

Para Csif, con esta política “va a resultar muy difícil corregir los déficits generados en los últimos años, en especial por lo que respecta a la inversión en recursos humanos y su formación”. “Es necesario recordar que un reciente informe de señala que solo el País Vasco está en la media de (UE) en gasto en I+D+i y que la desaparición de empresas de investigación ha sido dramática”, ha finalizado la organización sindical.