“La situación en la región es peor que hace un año cuando había 1.956 parados menos. Es más, el mercado laboral de Castilla-La Mancha presenta una acusada irregularidad porque si en octubre fue la tercera comunidad en la que más subió porcentualmente el paro, ahora es la cuarta en la que más ha bajado”, ha informado CSIF en un comunicado.

En otros índices, han apuntado desde CSIF, asociados a la desigualdad a la hora de acceder a un puesto de trabajo y a la precariedad, el mercado de la región “sí se muestra regular”. El porcentaje de paro femenino es “exactamente” el mismo que hace un año (64%) y el porcentaje de contratación indefinida incluso ha bajado dos décimas hasta situarse en el 7,3%. “También el ritmo de creación de empleo es muy diferente dependiendo de la provincia”, según este sindicato.

Para CSIF también continúa la tradicional “estacionalidad” con dependencia a determinados sectores, y lo argumentan en la agricultura (-1.051) y el inicio de la campaña comercial de Navidad, con la creación de 478 puestos de trabajo en servicios, que “contrastan con la destrucción de empleo producida en industria (343) y construcción (238)”.

Por ello, CSIF recuerda que Cecam, CCOO y UGT han recibido 4,4 millones de euros desde 2016 con motivo de los diferentes Planes de Empleo, una cantidad que se eleva hasta los 38,3 millones de euros por diversos conceptos, pero “no ha producido un cambio significativo en el mercado laboral de la región”.