Así lo ha manifestado en rueda de prensa el presidente de CSIF Educación en Castilla-La Mancha, , quien ha estado acompañado por el responsable provincial de CSIF Educación en , .

Ranz ha reclamado igualmente que se aplique el Decreto de Autoridad del Profesorado que se aprobó en la región el 21 de marzo de 2013 que “tiene por finalidad establecer el conjunto de conductas contrarias o gravemente atentatorias y medidas educativas y correctoras aplicables por los centros educativos”.

El responsable de CSIF ha explicado que estas actuaciones y reclamaciones son debidas a que el sindicato ha recibido en lo que va de curso escolar 2018/2019 un total de 10 consultas de profesores que han sufrido “agresiones verbales o físicas”.

El presidente regional de CSIF Educación ha considerado que es necesario reconocer a los profesores como una autoridad publica y ha indicado que en caso que se produzca “una falta de convivencia” en las aulas deben ser sancionadas “inmediatamente”. “Sí un alumno atenta contra las normas del centro no tiene que estar en el aula”, ha asegurado.

Además, ha señalado que, cuando se producen agresiones, los docentes afectados deben ser “cuidados” por el . “Se les debe ayudar cambiándoles de centro si así lo solicitan y también deben recibir terapia psicológica”, ha apostillado.

En este sentido, ha indicado que el sindicato ofrece ayuda psicológica a través del Programa ‘CSIF Ayuda Profes’. También, ha adelantado que CSIF tiene previsto presentar la próxima semana la para que tanto profesores como profesionales del ámbito público puedan acudir a denunciar las agresiones que sufran en sus trabajos.

DOCENTE AGREDIDA EN

Sobre el caso de la docente agredida en un centro escolar de Ocaña (Toledo), caso en el que se personará como acusación particular, ha significado que “no es algo puntual”, ya que hace un mes un docente de un centro educativo de Guadalajara fue increpado y empujado por el padre de un alumno.

El responsable provincial de CSIF Educación en Toledo, Enrique Cardenal, ha manifestado que la agresión que sufrió la docente en Ocaña “fue un caso de lo más extremo” y, por ello, ha apuntado que espera que se valoren los hechos y se dicte una “sentencia ejemplar”. En cuanto al estado de la docente, ha señalado que sigue de baja.

Cardenal ha animado a que se denuncien los casos de violencia que se presencian en los centros escolares, ya que “no se denuncia ni un 3 por ciento de lo que pasa”.