Para el sindicato, “una vez más, el mercado laboral de la región incide en la estacionalidad, con el sector agrario sujetando la destrucción de empleo con el inicio de la campaña de la vendimia frente a la pérdida de puestos de trabajo de servicios, construcción e industria”, según ha informado CSIF en nota de prensa.

Además, desde la central sindical han destacado también que “la eventualidad impera” en un mercado que ha incrementado un 3 por ciento la contratación temporal hasta alcanzar el 93,8%. “Los indicadores negativos se acentúan en la región, sin recursos para reducir un paro femenino que alcanza el 64,6%, además de que el paro ha subido en las cinco provincias”, ha añadido.

Por ello, CSIF ha vuelto a cuestionar “los 4.4 millones de euros que han recibido por medio de subvención directa Cecam, CCOO y UGT desde 2016 con motivo de los diferentes planes de empleo autonómicos, una cantidad que bajo diversos epígrafes se eleva para estas tres organizaciones hasta los 24.4 millones de euros percibidos desde 2014 por parte de la Administración regional”.

Para CSIF, el Gobierno autonómico “no puede ampararse en el dato del descenso interanual del paro, un 3,84%, para soslayar los malos datos de agosto y dentro de un mercado laboral que además perdía 8.557 afiliados a la Seguridad Social”..