La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha calificado hoy de “trato discriminatorio” el dispensado por el a su , al condicionar a un “contrato-programa” la financiación de la misma, tras la aprobación de los presupuestos 2017 de la institución académica.

CSIF espera, además, que este sistema de financiación para complementar el presupuesto del próximo ejercicio para “el normal funcionamiento” de la , “no influya en la autonomía universitaria”.

“Nos ha parecido convincente la explicación, pero no estamos muy de acuerdo con este sistema de financiación”, reconocen desde la Central Sindical.

Y es que, CSIF considera que la fiscalización externa de las cuentas de la Universidad encomendada al y la auditoría externa supervisada por el han de ser suficientes para garantizar la “transparencia” en las cuentas de la institución.

Por otro lado, CSIF considera “conveniente y necesario” el diálogo entre la regional para el buen funcionamiento de la institución académica