En rueda de prensa, la portavoz del Gobierno, , ha explicado que con esta inversión se suman 60 plazas en las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y en virtud de un contrato que entrará en vigor el próximo 1 de octubre y que se prolongará hasta 2022.

Proporcionar apoyo emocional y rutinas para que retomen una vida normalizada son los objetivos de este tipo de centros y, según ha recordado Fernández, esta inversión sirve para dar “una segunda oportunidad” a niños desamparados.