El uso de la bicicleta cada día está más presente en nuestra vida cotidiana: como medio de transporte para ir a trabajar, como hobby para pasear por la ciudad e incluso para mantenernos en forma mientras practicamos algo de deporte. ¿Por qué no utilizarla también cuando viajamos o hacemos alguna escapada de fin de semana? Más allá de una simple moda, muchas son las familias o grupos de amigos que se animan a conocer una región o ciudad sobre dos ruedas, además, iniciativas como Bikefriendly, un sello de calidad que reúne aquellos hoteles, restaurantes o comercios de nuestro país en el que los amantes de la bicicleta son bienvenidos, permiten hacer de esta aventura un viaje seguro e inolvidable.

No obstante, si estamos pensando en iniciar una ruta en bicicleta es importante planificar y preparar con antelación nuestro viaje. Una vez hemos seleccionado la ruta, debemos comprobar que contamos con el equipo necesario para llevarla a cabo. Si vamos a realizar una travesía en bicicleta es necesario que dispongamos de una bicicleta de carretera preparada para viajar, y, además, que el peso, materiales y medidas sean los adecuados a nuestras características físicas. Hoy en día, gracias a internet, podemos encontrar en páginas como Bikester una gran variedad de modelos de bicicleta de carretera en acero, carbono, aluminio o titanio, con diferentes tamaños de cuadro para que puedas elegir aquella que mejor se adecúe a tu medida corporal.

A continuación te dejamos una selección de nuestras rutas favoritas para conocer Castilla la Mancha a lomos de tu bicicleta de carretera. Una serie de rincones irrepetibles en los que se mezcla la historia, el paisaje y la gastronomía, de esta maravillosa y muchas veces desconocida Comunidad Autónoma.

La ruta del Quijote

Si eres un amante de la literatura y de las historias de caballeros del siglo XVII español, esta es tu ruta. Una aventura que te permitirá recorrer los caminos que transitaron el hidalgo Don Quijote de la Mancha con su fiel escudero Sancho, así como otros lugares que quedaron para siempre en la memoria colectiva gracias a las obras de Lope y Quevedo. Como no podía ser de otra manera el recorrido comienza y finaliza en el Toboso, villa de la amada de Don Alonso Quijano.

De aquí continuaremos durante 400 kilómetros por una enorme red de caminos muy cómodos, ideales para principiantes, con lugares para descansar y disfrutar una buena comida: El Toboso, Pedro Muñoz, Tomelloso, Argamasilla de Alba, Castillo de Peñarroya, Ruidera, Cueva de Montesinos, Alhambra, Villanueva de los Infantes, La Solana, Membrilla, Manzanares, Bolaños de Calatrava, Almagro, Miguel Turra, Ciudad Real, Daimiel, Villarubia de los Ojos, Puerto Lápice, Herencia, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y, de nuevo, nuestro punto de partida, El Toboso.

No olvides detenerte en el Corral de Comedias de Almagro o el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, uno de los ecosistemas más valiosos del planeta, nombrado Reserva de la Biosfera en 1981; lugares que dejarán un recuerdo imborrable de esta experiencia única.

Ruta por la ribera del Tajo

Se trata de una de las travesías más sencillas, perfecta para conocer la ciudad de Toledo con los pequeños de la casa. Un paseo de 15 kilómetros a través del cual podemos recorrer de punta a punta la ciudad de la mano del río Tajo. La senda bordea la ciudad antigua desde el Puente de Alcántara hasta el Puente de San Martín. Una ruta fácil y deliciosa que nos permite ir haciendo pequeñas paradas para visitar el Alcázar, la Catedral o el Museo del Greco, en el que podemos disfrutar de parte de la obra de uno de los principales representantes del final del renacimiento pictórico español.

Aprovecha esta ocasión para disfrutar de la excelente gastronomía de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1986. La riqueza de la cocina toledana se basa principalmente en la caza y la matanza, por lo que te recomendamos los guisos de perdiz o las carcamusas, acompañadas de un caldo de la tierra y una tabla de quesos harán las delicias de este viaje.

El Barranco del Río Dulce en La Alcarria

Para aquellos que no conocen el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, diremos que es un paseo imprescindible si quieres conocer la provincia de Guadalajara. Hasta entonces un desconocido, el Barranco del río Dulce se hizo famoso en los setenta ya que fue el escenario de las más famosas escenas de la serie de televisión del queridísimo naturalista español Félix Rodríguez de la Fuenta: El hombre y la Tierra y Fauna Ibérica.

Nos encontramos ante una interesante ruta que sale de Alcalá y pasa por Anchuelo, Santorcaz, Pozo de Guadalajara, Valdeluz, Torija, Trijueque, Valdearenas, Casas de San Galindo, Miralrío, Jadraque, Bujalaro, Matillas, Mandayona, Aragosa, La Cabrera y Pelegrina, llegando a Sigüenza después de un completo itinerario que atraviesa uno de los valles más sosegados y tranquilos de cuantos existen por estas sierras.

Imprescindible detenerse en el restaurante El Paraíso de Pelegrina, donde podréis disfrutar de las mejores croquetas de boletus, sopa castellana y asado de la zona.

Ruta por el medievo de Alarcón

Enclavado en un paraje de singular belleza y un importante valor ecológico, Alarcón es además un museo de más de mil años de historia. Este pequeño municipio de la provincia de Cuenca alberga uno de los más notables conjuntos históricos del medievo español: iglesias, un castillo actualmente habilitado como Parador Nacional, tres torres, puentes y murallas. Esta villa declarada Conjunto Histórico Artístico en 1981 nos ofrece además una enorme variedad de alojamiento y una exquisita gastronomía propia del lugar.

Nuestra ruta comienza y finaliza en la singular e histórica villa pasando por La Noguera, Cañada del Real de Andalucía a la Sierra de Cuenca, Vallejo del Niño, La Rambla y Valermoso de la Fuente. En función de la época del año, puedes rematar la jornada de pedaleo con un refrescante chapuzón a orillas del río Júcar.

Aprovecha la ocasión para hacer noche en Alarcón, entre los lugares que no puedes dejar de visitar están la Iglesia de Santa María, la antigua Iglesia de San Juan Bautista, la portada Plateresca o la Torre del Campo de Armas; un auténtico viaje en el tiempo por los pueblos y culturas que fundaron, ocuparon y defendieron estas tierras.