El estadio conquense de la Fuensanta albergará este domingo a partir de las 18.00 horas la final de la Copa del Rey que enfrentará al Real Madrid, campeón en trece ocasiones, y al Atlético de Madrid, ganador cuatro veces, y para el que el club anfitrión, la Unión Balompédica Conquense, espera recibir a unos 6.000 aficionados, superando de esta forma la final del año pasado celebrada en Calahorra.

Así lo ha explicado su presidente, , quien ha lanzado ese “reto” a los conquenses y ha agradecido a la Real de Fútbol su confianza “por pensar que un club como la Balompédica pueda organizar un evento de esta magnitud y que esté a la altura de la ciudad y de la propia federación”, por lo que se ha mostrado “muy ilusionado” ante esta final, que llega después del ascenso logrado por el equipo esta temporada.

“Estos eventos demuestran que se están haciendo bien las cosas y que, con humildad, todo llega”, ha dicho para, a continuación, solicitar a todas las instituciones que ayuden “un poquito más para que el fútbol de la ciudad pueda crecer”.

El presidente de la Balompédica, que se medirá en pretemporada al Getafe y al Real Madrid Castilla, ha aprovechado el evento para solicitar a la federación y al propio seleccionador nacional sub 17, , que la Fuensanta acoja un partido del combinado español para celebrar el 75 aniversario de la fundación del club, que se conmemora en 2020.

Por su parte, Denia ha reconocido que, para los técnicos de la Federación Española este tipo de torneos son “primordiales”. “Es el máximo nivel en juveniles”, ha espetado, al tiempo que ha anunciado que, entre un 80 por ciento y un 90 por ciento de los jugadores que saltarán al césped de la Fuensanta este domingo han pasado por la selección española.

Por ello, tras pedir “que gane el mejor”, ha animado a la afición local a acudir al estadio, aseverando que podrán disfrutar de un “buen partido”, que espera que se desarrolle “con mucho respecto y competitividad”.

Entre otros “atractivos”, el presidente de la , , ha anunciado la posible presencia en la grada del nuevo entrenador blanco, Julen Lopetegui, así como de y de , director de las categorías inferiores del Atlético de Madrid, aunque, oficialmente, dicha asistencia “aún no consta en la federación”.

Escribano se ha felicitado por que Castilla-La Mancha pueda volver a disfrutar esta final de nuevo en Cuenca después de veinte años y ha recordado que es “difícil” acoger un evento “de este calado que tiene que recorrer toda España”. Una cita que, junto a la celebrada recientemente en Ciudad Real y Puertollano “hace que nos ilusionemos y pensemos que Castilla-La Mancha, como región y como representación del fútbol castellanomanchego, cuenta también en el panorama nacional y es capaz de organizar eventos de este tipo”.

Con tal motivo, tras insistir en la necesidad “vital y fundamental” de contar con instalaciones adecuadas como las de la Fuensanta para poder albergar encuentros de este tipo, ha asegurado que el partido del domingo será “la guinda” a un año “bueno futbolísticamente hablando y con muchas más luces que sombras en nuestro fútbol” y no ha descartado que el estadio conquense pueda incluso acoger algún partido de la selección sub 21 si el plan de remodelación “se termina como está proyectado”.

A este respecto, el alcalde de Cuenca, , ha informado de que aún falta por ejecutar una obra en los vestuarios de la nueva grada e instalar nuevos urinarios “en zonas estratégicas” para poder convertir a la Fuensanta en un “magnífico estadio, digno de un equipo de Segunda”. Por lo que respecta al encuentro del domingo, será, a su entender, un “espectáculo impresionante, con un gran ambiente festivo y tranquilo porque son aficiones muy respetuosas y deportivas” y ha agradecido el “gran esfuerzo” del Conquense para organizarlo, por lo que ha pedido a los aficionados locales que acudan al campo como una “forma más de apoyar al equipo y celebrar otra vez ese ascenso”.

Las entradas ya están a la venta a un precio de 10 euros para la compra anticipada y de 15 euros en taquilla.