Cuenca superó en el mes de agosto los 9.000 beneficiarios del Sistema de Dependencia, un 50,99 por ciento más que al inicio de la legislatura, según ha informado hoy la directora provincial de Bienestar Social, Amelia López.

En concreto, la cifra de beneficiarios fue 9.111 frente a los 6.034 que había en julio de 2015, cuando se produjo el cambio de gobierno. Esto supone que 3.077 personas se han incorporado al Sistema de la Dependencia en los últimos tres años.

López ha incidido además en el descenso de la “lista de espera de la dependencia” o del número de expedientes pendientes de Programa Individual de Atención (PIA), que han pasado de 3.944 en julio de 2015 a 369 en la actualidad, es decir, un 90,64 por ciento menos.

También se ha reducido en un 35,35 por ciento el número de solicitudes pendientes de valorar pese a que el número de solicitudes activas ha aumentado.

En cuanto a las prestaciones, la directora provincial de Bienestar Social ha destacado el incremento del 21,78 por ciento pues en la actualidad hay concedidas en la provincia de Cuenca 12.188 prestaciones, 2.180 más que hace tres años.

En este sentido, llama la atención, por ejemplo, el incremento de las prestaciones de Teleasistencia en un 102,47 por ciento, Prestación Vinculada al Servicio, 89,33 por ciento; , 58,33 por ciento, Ayuda a Domicilio, 53,77 por ciento, etc.

Un datos que, como ha querido recordar Amelia López, “facilita el IMSERSO y vienen a corroborar el esfuerzo que se está haciendo el Gobierno de Castilla-La Mancha para recuperar el Sistema de la Dependencia en nuestra región”.

Así, ha puesto valor que Castilla-La Mancha se haya situado entre las seis comunidades autónomas que mejor están gestionando la dependencia cuando en 2015 estaba en penúltimo lugar.