Así lo ha avanzado este jueves la consejera de Bienestar Social, , que ha indicado que inicialmente, hasta el mes de diciembre, la intención es llegar a 360 hogares de la Comunidad Autónoma con esta formación que impartirán un total de 40 profesionales —psicólogos o fisioterapeutas, entre otros—, en diez municipios a través de diez entidades, muchas de las cuales están especializadas en Servicios de de la Autonomía Personal (SEPAP-MejoraT).

Serán un total de 6.500 horas de formación específica con las que el Ejecutivo quiere que las personas cuidadoras aprendan nociones básicas de, por ejemplo, movilización de personas encamadas, cuidados básicos de atención sanitaria, cómo afrontar cuestiones como los problemas de conducta o memoria o sobre cómo se tiene que razonar o dar afecto a determinadas personas según su problema.

Los interesados en esta formación deben acercarse a alguna de las diez entidades colaboradoras —ubicadas en Albacete, , Tarancón, Quintanar del Rey, Ciudad Real, Socuéllamos, , Talavera de la Reina, Azuqueca de Henares e Iniesta— y apuntarse, así como en las direcciones provinciales de la Consejería, en la Ventana de la Dependencia o en la propia sede de Bienestar Social en Toledo.

No obstante, se va a enviar información a las hasta 13.000 personas que reciben la prestación para cuidados en el entorno familiar sobre dónde está situado el sitio más cercano en su provincia y se ha editado un video informativo sobre este plan de formación que se ofrecerá en pequeños grupos de cuidadores, de forma teórica-práctica.

“Si cuidamos a los cuidadores estaremos cuidando a las personas con dependencia”, ha señalado Sánchez, que ha defendido la necesidad de “facilitar que los familiares que quieran atender a las personas en su hogar puedan hacerlo” y ha apuntado que este plan de formación “tiene afán de continuidad en 2019” en función de “cómo resulte” este primer pilotaje.