La vicepresidenta del área cultural de la Diputación ha agradecido al director , , y a los artistas su disposición a participar en una exposición de pintura que tiene la particularidad de que todos los cuadros expuestos han sido realizados por artistas que por diversas razones no pueden usar los brazos y por tanto, han desarrollado su técnica trabajando las manos o los pies, según ha informado en nota de prensa la Diputación de Toledo.

Esa discapacidad, sin embargo, no ha supuesto ningún hándicap en cuanto a técnicas y resultados finales de las obras expuestas, de una “calidad contrastada y reconocida”, pues “hablamos de artistas completos”, “capaces de transmitir sentimientos en quienes disfrutan de sus pinturas”, ha afirmado la vicepresidenta.

Además, se ha mostrado satisfecha de que la Diputación de Toledo contribuya a divulgar las obras de estos artistas con la boca y con el pie, juntos en una exposición “digna de ser visitada y conocida, pues hablamos de arte con mayúscula, realizado con la dignidad y el respeto de los grandes artistas”.

La exposición que se ha presentado en Toledo consta de 33 cuadros de los más reconocidos artistas miembros de la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie de todo el mundo, correspondiendo ocho de esas obras a artistas españoles, como y y el resto a artistas internacionales.

El objetivo de esta exposición es, exclusivamente, la difusión de la obra de los artistas para que la gente, que ya conoce la Asociación a través de las tarjetas y calendarios que comercializa, pueda disfrutar de los cuadros originales y apreciar su calidad artística.

LA ASOCIACIÓN CON LA BOCA Y CON EL PIÉ

La Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie fue creada en 1957 cuando el pintor y un pequeño grupo de artistas discapacitados de 8 países europeos fundan una organización para ayudarse mutuamente. Stegmann, víctima de la poliomielitis, quedó privado del uso de sus manos y se construyó una carrera como pintor con la boca en Alemania.

El principal objetivo era comercializar su obra reproduciendo sus cuadros originales en calendarios, tarjetas de felicitación, láminas e ilustrando libros. El resultado de esta iniciativa llegó a ser un movimiento artístico mundial, estando presente en la actualidad en 74 países, con aproximadamente 800 artistas.